EMISIONES MICROONDAS EN EUROPA

Siguiendo con la temática de mi último post, veamos lo que dice un tal Barrie Trower, que es un científico británico que investigó para la inteligencia militar durante más de una década en el uso de emisiones microondas. Su experiencia se centró en los efectos de esta radiación sobre la salud, especialmente en el funcionamiento del cerebro. Una de sus principales tareas fue la de estudiar la aplicación de microondas en el bloque del Este sobre grupos de disidentes. En una de sus conferencias sobre el uso de microondas como base de la tecnología de los móviles afirmó: “Esta industria, este gobierno (se refería al británico, pero puede valer para cualquier otro) y los científicos de este gobierno serán responsables de más muertes (de civiles) en tiempo de paz que todas las organizaciones terroristas juntas”.

Trower compiló una lista de 40 frecuencias y los cerca de sesenta efectos que las mismas provocan. En el ámbito mental, por ejemplo, deterioro cognitivo, depresión, cambios de humor, tendencias suicidas, agresión sexual… Y en el ámbito físico, patologías que van desde una clara disminución del sistema inmune hasta cáncer.

Una vez retirado del servicio activo, Trower se daría cuenta de que las empresas de telefonía móvil había optado por usar unas frecuencias incluidas en el espectro que él había estudiado a pesar de que sus superiores sabían que pueden provocar los efectos negativos que él había constatado y registrado.

Actualmente, Trower interviene como asesor en una demanda colectiva en el Reino Unido donde cerca de 200 oficiales de policía están dispuestos a ir a los tribunales porque su salud se ha visto afectada por el nuevo sistema de comunicación de tecnología microondas que utilizan: TETRA (como todo el mundo ya sabe por los MIM, Medios de Intoxicación de Masas, que se han cansado de repetírnoslo para que podamos prevenir esos problemas de salud: evidentemente, esto es una ironía por mi parte; algún día postearé sobre la ironía, puede ser divertido). En un trabajo titulado Informe Confidencial TETRA. Estrictamente para la Federación de la Policía de Inglaterra y Gales, Trower asegura que el sistema podría provocar problemas de salud física y mental tanto en los oficiales implicados directamente en el uso de la nueva tecnología como en las familias que habiten en los entornos de la red de antenas que sustentan ese sistema de comunicación. Y todos conocemos el instinto preventivo que tienen las autoridades de todos los países ¿civilizados?: nulo, al menos cuando se trata de dejar de obtener beneficios.

Trower, que ha comparecido ya como invitado en el Parlamento de Gales para explicar los efectos de las radiaciones electromagnéticas, entiende que la población mundial está en realidad siendo utilizada como conejillo de indias de lo que puede calificarse de “ensayo experimental masivo” a pesar de que tras la II Guerra Mundial el Tratado de Nuremberg (formado por todos los países aliados) prohibió completamente los experimentos con la población sin su conocimiento informado y consentimiento. “Claro que sabiendo que desde hace 60 años algunos gobiernos usan como armas ocultas microondas de bajo nivel para provocar trastornos mentales a los disidentes, lo que está ocurriendo hoy no es tan sorprendente”.

En una entrevista que le realizaron recientemente en Sudáfrica, Trower dijo cosas como las siguientes:

  • Teléfonos móviles, antenas de telefonía, teléfonos inalámbricos, tecnología Wi-Fi… Cualquier dispositivo que emita microondas. Las únicas frecuencias que realmente nos afectan en la industria de las comunicaciones son las microondas. Tienen una capacidad especial para interferir con el agua (así es como funcionan los hornos microondas) y nosotros somos en un 80% agua. Todas nuestras señales químicas y eléctricas requieren agua en el organismo. La industria de la telefonía ha elegido por tanto la peor opción posible del espectro electromagnético. Porque daña a los adultos, pero muy especialmente a los niños.
  • En el año 2003 se hizo un estudio internacional sobre el impacto de las microondas en escuelas de Francia y España que descubrió ciento treinta casos de leucemia en escuelas que tenían transmisiones en sus zonas de recreo (os reto a que encontréis algo sobre el tema en los MIM españoles, venga, que no será tan difícil…). Unos años después, fui invitado al Parlamento de Gales y descubrí otras cuarenta y siete. Para finales del 2006 sólo entre Inglaterra, Francia y España hay contabilizados más de doscientos casos de leucemia en niños de once años, y aún menores, de sólo once escuelas (aquí tenéis la razón principal, seguramente, del espectacular aumento de los cánceres infantiles en los últimos años).
  • Y entre los profesores había una elevada cantidad de casos de cáncer de mama, así como problemas psicológicos y un deterioro general de la salud. Puedo garantizar con rotundidad que en toda escuela donde haya algún transmisor (una antena, una red de Wi-Fi, etc.) el número de alumnos y profesores enfermos será alto, el comportamiento negativo (¿la famosa hiperactividad infantil?) y los resultados de los exámenes cada vez peores (¿el famoso síndrome de atención deficiente o el fantástico sistema educativo socialista?).
  • Francia y Alemania están retirando las conexiones Wi-Fi de todos los colegios. Francia ha destinado 174 millones de euros a reemplazar el Wi-Fi por fibra óptica o cableado corriente (aquí, con los 30 años de retraso que tenemos en todo, me temo que aún nos quedan muchos dramas infantiles que padecer).
  • Tengo ahora mismo tres trabajos que demuestran que las microondas de baja frecuencia pueden interferir con la genética de los folículos de los ovarios. Las jóvenes, cuando nacen, tienen unos cuatrocientos óvulos y las microondas pueden dañar su estructura genética. Por tanto, cuando esa muchacha irradiada crezca, se case o tenga hijos el daño mitocondrial genético de sus descendientes puede ser irreparable. Y si tiene una niña, ésta portará ese defecto genético y se lo transmitirá a su vez a su hija. Y así sucesivamente. Estamos poniendo en peligro a las generaciones futuras (para regocijo de Bill Gates, que piensa que somos demasiados en este planeta, aunque no suficientes los que compran sus productos…).
  • Ningún transmisor de telefonía móvil debería estar a menos de kilómetro y medio de una escuela, vivienda, oficina o fábrica si se trata de un transmisor ordinario con una emisión de microondas de 20 W. Si la potencia es superior deberán estar aún más alejados.
  • La única razón de que las antenas estén tan cerca de la gente es porque así las empresas de telefonía se ahorran dinero, son más fáciles de mantener. Si tienes que mantener un transmisor es más fácil hacerlo con un camión y una simple escalera o subiéndote a un tejado, que mantenerla en medio de un campo al que hay que ir con un camión de doble eje para llegar hasta ella.
  • Hace ya algunos años revisamos la base de datos de la OMS sobre la influencia de las microondas en la salud, y el 80% de la evidencia mostraba un aumento de los casos de cáncer, desórdenes neurológicos (lo que ellos llaman Síndrome de las microondas), electrosensibilidad, etc. Es decir, el 80% de sus datos demostraban ya entonces que son peligrosas para la salud… y no hicieron nada (si hay alguien todavía por ahí que confía en la OMS, ¡que despierte ya!).
  • Ecolog fue un estudio solicitado y financiado por la misma industria de la telefonía móvil bastante extenso (creo que duró unos diez años) y en él trabajaron importantes científicos de todo el mundo. La conclusión del mismo fue que las microondas de baja frecuencia pueden dañar el ADN y producir cáncer (por supuesto, todo el mundo conoce este estudio… ¿a que sí?).
  • Mi propio gobierno, el británico, ha dicho ya públicamente que los niños solo deberían usar teléfonos móviles en caso de emergencia o de vida o muerte. Algunos países, como Rusia por ejemplo, ya han prohibido que los niños usen teléfonos móviles. Lo repito: ningún niño debería usar teléfono móvil salvo en casos de suma urgencia, de vida o muerte. Se necesita mucho más tiempo para estudiar sus efectos negativos y averiguar en profundidad cómo afecta al sistema inmune y al desarrollo nervioso.
  • Si tienes un teléfono móvil al lado de la cama encendido… emite microondas. Y éstas atraviesan el cuerpo actuando, entre otras cosas, sobre la hormona melatonina. La melatonina circula por todo el cuerpo durante la noche limpiando las células cancerosas que producimos a diario, así que dejar el teléfono al lado de la cama o bajo la almohada cuando se duerme es un tremendo error. De hecho, es el momento más peligroso del día. Quien lo hace puede encontrarse que se despierta con un sistema inmune un 40% menos eficaz que antes de acostarse.
  • He invstigado mucho el problema de las abejas. De todos los insectos y animales afectados son las que más sufren las consecuencias de las radiaciones. Y se debe a que tienen tres tipos de hierro diferentes en sus cuerpos que les ayudan a navegar ya que usan el campo magnético para hacerlo. Pues bien, las microondas, al atravesarlas, remagnetizan ese hierro y pierden su capacidad para orientarse en el campo magnético terrestre; en suma, se desorientan. Por otro lado, la revista Nature ha publicado que el sistema de navegación visual de las abejas (que utiliza el sol) también se ve afectado por las microondas. La cuestión es, por tanto, que las abejas se extraviarán, sus sistemas inmunes sufrirán un descenso y, eventualmente, cualquier enfermedad que contraigan las hará desviarse. Todos los insectos migratorios, incluidas las hormigas, se encontrarán desorientadas.

En fin, si después de decir todas estas cosas, las compañías telefónicas, fabricantes de móviles, etc. no han conseguido meter a este tío en la cárcel, quizás es porque tenga algo, o mucho, de razón… Por si acaso, yo aplicaré el principio de precaución del que carecen los ansiosos por los beneficios rápidos (la vida es muy corta), y animo a todo el mundo a que lo haga.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Electromagnetismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EMISIONES MICROONDAS EN EUROPA

  1. varín dijo:

    Hola,

    Es curioso,
    pero ni un comentario ( hasta que llegó el bocazas, je je ).
    Y no será porque no haya habido visitas; no creo.
    melarrakis ha indicado que le gusta el artículo, yo lo he enlazado en “calentito” , pero

    puede ser que a tod@s nos pasa un poco lo mismo:
    No sabemos qué decir al respecto; y además…
    …además puede ser que todos tratamos de no mirarlo mucho, o sentir algo de reparo, ya que, obviamente somos usuarios o poseedores de esos más millones que habitantes de aparatitos para comunicarnos, y es que por el otro lado… queremos y tratamos de estar comunicados
    y al menos hasta que desarrollemos capacidades latentes no exploradas, de momento nos tenemos que valer de estas tecnologías ( mientras funcionen y estén a nuestro alcance ).
    Reflexiono, y me apetecía compartirlo.

    Gracias por aportar, as always

    Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Gracias Varin, siempre son bienvenidas tus aportaciones. Evidentemente, casi por obligación todos utilizamos esos aparatitos, el tema es el nivel de uso de los mismos que hacemos cada uno. Quizás con un nivel mínimo no haya tanto peligro, pero hay que saber que si se abusa sí que lo hay; después, como siempre, cada uno que haga lo que quiera. Y sirve también la información para que cuidemos más de nuestro hijos a los que enseguida regalamos un móvil para tenerlos controlados, cuando el mejor control es saber siempre dónde están (en casa de un amigo, en la calle al lado de casa, en cualquier lugar determinado y concreto) y que cumplan estrictamente los horarios, como se ha hecho siempre; hay que preocuparse más por ellos y dejarles claro que mientras son niños no pueden hacer lo que quieren.
      Repito, gracias Varin, que siempre estás ahí
      Un abrazo

  2. varín dijo:

    Hola,

    Qué razón tienes en lo que dices, y y diría en lo que no dices, insinúas y dejas claro si ello es posible:
    ¿ Qué ha pasado para llegar desde donde nosotr@s de chavales nos encontrábamos, jugando en la calle o donde fuera, con peonzas, tacos, tizas, botes de lejía de la fábrica de jabones “Teide” de al lado de casa ( o con suerte con alguna pelota que alguien traía, a riesgo de que la lanzáramos al río ), combas, gomas, bancos de portería, juegos sin necesidad de nada, correrías…,padres que nos daban un azote bien dado y ganado a pulso, madres que nos dejaban claro ciertos límites necesarios en nuestro aprendizaje, castigos bien trabajados, amor y cariño no artificiales….
    hasta lo que se ve ahora en los parques, las calles, las casas, las escuelas ( o colegios, no sé si hay escuelas hoy día ) ?
    Qué es, que antes teníamos la guerra fria muy lejos de nuestra situación real de ir mejorando las condiciones de vida propias y de los grupos, tales como trabajadores, ancianos, mujeres, etc, pero sin tanta publicidad y con acción real, y en cambio y ya desde los 90 pero sin nombre puesto todavía, ahora tenemos una “guerra infinita contra el terrorismo”, y una sociedad que está demasiado pendiente de los adelantos tecnológicos de ocio y comodidad, como para que no examinemos la estructura y fundamentos de lo que se nos presenta a través de esas maravillas arduamente ganadas, a pesar de que todos los grupos estén perdiendo a ojos vista todos esos logros duramente pellizcados a los oligarcas y mafiosos, hoy clara y abiertamente fascistas ?

    ¿ Pero, como ya he indicado en otros sitios, nadie ve que no es normal que mis abuelos tuvieran bastante con vivir normal y dar enseñanza y modales, así como ropa abrigo y comida a nuestros padres y nuestras madres, éstos en general ( me podéis dar muchos ejemplos por encima y por debajo, ya lo sé ) consiguieron vivir mejor que normal, y nosotros ( Abuelos a Nietas, sí, muy corto espacio y viviendo al mismo tiempo en muchos casos ) no tengamos claro que podamos ofrecer lo que nuestros abuelos, y muchas veces no se ve porque los padres-madres están ayudando, y aún, ayudando también a los abuelos, pero sobre todo eso, que a nosotros, sólo un eslabón más ( no 10 ni 50 generaciones ) ya carecemos de todo lo conseguido por las dos o tres anteriores, y avanzando en ese sentido abierta, públicamente, sin asomo de sonrojo, ni perdón, ni explicación de que son mandados que o siguen el plan fascista impuesto un escalón ( o los que sea, es lo de menos a lo que expongo ) por encima o se quedan sin sus regalitos y que sólo estaban ahí por eso, no por ningún interés en sus congéneres o sus “paisanos” que se dice, ni por un saber hacer para afrontar tal responsabilidad, ya que ni siquiera creen o conocen eso de “responsabilidad”,”¿qué es eso”, oiga, nos dírían, “no, no, no, Ustedes no saben de lo que hablan”, nos seguirían diciendo; y no miro diccionario, pero se me ocurre Habilidad para dar respuesta, más amplio para gestionar, y más humano en pos del bien-estar y el crecimiento humano entre hermanos de una misma canica en el espacio…………..
    [ no sé, que nadie vea y denuncie claramente la curva de capacidad de bienestar entre nuestras abuelas y nosotros, teniendo su punto alto en nuestros padres, me parece tremendo, y ya sé que puede parecer que se ha seguido mejorando y subiendo..sí sí como la espuma de la gaseosa, ya no de manera real y tangible, artificialmente y para cada vez “más pocos”.

    Sorry, si es tostón; salía y lo dejé salir.

    Abrazos

  3. Sergio dijo:

    ¿Desde cuando las microondas son radiaciones ionizantes?

    Es que eso de que pueden alterar la materia me ha dejado estupefacto. Resulta que casi 100 años de física se van a la mierda, ¿nadie dice nada?.

    Las microondas calientan, pero no pueden alterar la estructura de la materia. Si fuera asi, por las mañanas en vez de beber leche calentada beberiamos un batiburrillo de vete-a-saber-tu.

    Si no modifican la estructura de la materia, tampoco la del ADN. Y si no modifican el ADN, ¿Como provocan canceres?.

    Preguntas sin respuesta

    PD: por cierto, estamos bañados continuamente con microondas procedentes del sol y de la galaxia. Deja tu TV analógico sin sintonizar. ¿Ves la nieve?. Es el resultado de las microondas naturales.

    • hasenroniz dijo:

      Pues dicen que el exceso de baños de sol provocan cánceres de piel; según tú, no. Ya hemos encontrado a alguien que sabe más que los científicos, ¡enhorabuena! Espero que ganes mucho dinero con tus teorías de “aquí no pasa nada”, aunque la gente se esté muriendo cada vez más de no se sabe qué, porque no interesa saberlo, para poder vender más fármacos y ganar más dinero. ¡Así nos luce el pelo! Pues efectivamente, vete a saber tú lo qué bebemos por las mañanas al calentar la leche en el microondas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s