LUDWIG ERHARD

Ludwig Erhard fue un político y economista alemán, nacido en 1897 en Fürth. Fue nombrado ministro federal de Asuntos Económicos (1949-63) y sustituyó a Adenauer en el puesto de canciller (1963-66). Murió en el año 1977 en Bonn (antigua capital de la República Federal de Alemania).

Esta brevísima biografía pertenece al autor de la reforma económica y monetaria de 1948, que transformó un país destrozado por la Segunda Guerra Mundial en una potencia mundial. En el centenario de su nacimiento (1997) todos los políticos alemanes se reivindicaron como sus herederos, incluso los socialistas (son iguales en todas partes), que tantas veces pidieron la dimisión de Erhard y se opusieron radicalmente a su reforma liberalizadora.

Incluso el propio partido de Erhard, la CDU, le hizo la vida difícil como ministro y, especialmente, después como canciller. Esos políticos invirtieron el mensaje de Erhard, aumentando las regulaciones, los impuestos y el gasto público y llevando al país a superar el 12% de paro. Es decir, hicieron lo contrario de lo que hizo Erhard como ministro de Economía de la Alemania de la posguerra, que estribo fundamentalmente en la estabilidad monetaria y el liberalismo económico. Se opuso al Estado de bienestar y propuso que el Estado únicamente debía intervenir para garantizar la competencia y no para montar enormes sistemas redistributivos más allá de un reducido círculo de personas necesitadas.

Quizá deberíamos intentar aprender algo de este tipo de personas. Para ello, veamos algunas cosas de las que dijo:

“Si los esfuerzos de la política social tienden a dar al hombre, ya desde la hora de su nacimiento, seguridad plena contra las contrariedades de la vida, es decir, a protegerle de un modo absoluto contra las vicisitudes del vivir, entonces ya no se podrá exigir a esos hombres que desplieguen fuerza, actividad, iniciativa y otros altos valores humanos en la proporción que es decisiva para la vida y el porvenir de la nación, y que constituye, además, el supuesto fundamental de una economía social de mercado basada en la iniciativa de la persona.”

Es decir, la subvención a todo tipo de actividades y sucesos de la vida, mata toda cretividad y espíritu de lucha, y mantiene al individuo adormilado y aborregado.

“¿Adónde vamos a parar y cómo queremos mantener el progreso si nos entregamos cada vez más a una forma de convivencia humana en que ya nadie quiere responder de sí mismo y todos buscan seguridad en lo colectivo? Si esta evasión ante la propia responsabilidad gana terreno terminaríamos por resbalar hacia un orden social en el que cada cual tendría la mano en el bolsillo del otro.”

La falta de asunción de la propia responsabilidad hace que aumente la corrupción.

“Una política económica sólo puede llamarse social si hace que el progreso económico y la productividad creciente redunden en provecho del consumidor. El medio principal para conseguir este fin, dentro de un orden social libre, es, y continúa siendo, la competencia, columna sustentadora de todo el sistema.”

Correcto, querido Erhard, el problema es que en la actualidad, en la mayoría de los mercados, lo que existe es un oligopolio de grandes multinacionales, donde es muy difícil que se imponga la libre competencia.

“Temo que podamos orientar la integración europea en el sentido de una excesiva proliferación de instituciones, o sea, que sobrevaloremos lo institucional por encima de lo fundamental. Algunos planificadores abrigan la esperanza de realizar ahora en el plano europeo ideas y programas ideológicos que no pudieron imponer dentro del área nacional.”

Lo temiste, y ocurrió; excesiva proliferción de instituciones en la Unión Europea (y de regulaciones, que tampoco te gustaba).

“El ideal que yo sueño es que cada cual pueda decir: ‘Yo quiero afianzarme por mi propia fuerza, quiero correr yo mismo el riesgo de la vida, quiero ser responsable de mi propio destino. Vela tú, Estado, porque esté en condiciones de ello’. El grito no debería ser: ‘¡Estado, ven en mi ayuda, protégeme, asísteme!’, sino: ‘No te metas tú, Estado, en mis asuntos, sino dame tanta libertad y déjame tanta parte del fruto de mi trabajo para que pueda yo mismo organizar mi existencia, mi destino y el de mi familia.”

Muy bien dicho, así se habla; por algo fuíste el artífice principal del llamado ‘milagro alemán’. Aquí necesitamos también un milagro, porque llevan ya siete años haciendo justo lo contrario de lo que hizo Ludwig Erhard y que tan buenos resultados les dio a los alemanes. ¿Aprenderemos alguna vez algo útil de la historia? ¿Para qué coñojones sirve si no la Ley de la Memoria Histórica? ¿Sólo para abrir fosas? Guárdenme una a mí, que me quiero yo meter para siempre…

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LUDWIG ERHARD

  1. manuel leal dijo:

    Yo recomendaría a los del 15M que se lean los escritos de Erhard y de otros liberales… si saben leer y tienen vergüenza torera lían el petate y se marchan de SOL hoy mismo

  2. melarrakis dijo:

    Hoy había uno del 15M en Intereconomía…valiente por lo menos era, pero critica el capitalismo sin querer ofrecer ni una solución. No aclaran si lo que buscan es el comunismo o simplemente que les coloquen de funcionarios ases en el Tetris. Se queja de las empresas y empresarios pero –¿por qué no fundan ellos empresas? Cooperativas, sociedades laborales , etc. , hay muchas además de ser autónomo. Pero no, lo quieren todo sin dar palo al agua. Coño, son NINIS, no soñadores, lo que pasa es que están todo el día dormidos

    • hasenroniz dijo:

      De lo que se trata es únicamente de revolver, algo muy típico de la izquierda de este país y que han estado haciendo toda la vida; son como los niños, si no están en la calle todo el día no se lo pasan bien…

  3. varín dijo:

    Hola,
    Yo no entiendo bien sobre ese tema, la economía, me refiero.
    Pero digo lo que me sale, en función de la sensación.
    Entiendo que el mensaje puede ser adecuado; aunque a mí me gustaría un término medio, vamos sin desembocar en lo de usa que desemboca en lo que has dicho: inexsistencia de la competencia ya que las diferentes marcas son del mismo megaemporio. Y aunque no conozco, me atrevería a decir que aquí en españa es posible que al seguir el tren usa llegásemos directamente a la parte en que hemos permitido hacer lo que quieran y ser dueños teóricos a otro par de megaemporios, no sé. Remarco, que no entiendo bien del tema

    Y ya más en mi línea y buscando el límite, o la utopía realizable, o como queráis decirlo, me gustaría que esa responsabilidad individual se expresara no en competencia con el tipo social actual, si no en excelencia de cara a una sociedad del compartir: es decir: yo me hago responsable de hacer los mejores zapatos que puedo, dado que es el producto que ofrezco al exterior: mis hermanos de comunidad; y así vendrán contentos con sus tomates el labrador, y con sus herramientas el carpintero, y el panadero……..
    Qué queréis, me apetecería tanto un mundo donde se viviera en libertad, para aprender, con bienestar total, con los valores a de cu a dos a la tierra y nosotros, si es que es posible hablar de más de un ente; eso significa que mientras haya que realizar labores, bien repartidas entre todes no cuesta nada en tiempo ni en esfuerzo. Y sólo se hacen las que se necesitan, el resto del tiempo ya se puede usar como cada quien tenga a bien. Y no para crecer cual mercado voraz insaciable que explota, si no como comunidad que investiga y realiza en función de la necesidad de todes, no para armarnos hasta los dientes, ni para hacer ganar dinero ( que no habría ) produciendo aunque no sea necesario : Es que vivimos en un medio tan absurdo, pero tan absurdo….

    Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Ciertamente, nuestro mundo es muy absurdo y cada vez más. Parece claro que hay una lucha por el poder absoluto; pero si hay una lucha es porque hay dos o más facciones o bandos, y los pringadillos consumidores no creo que formemos parte de ninguno de ellos, simplemente somos el botín, lo que ellos buscan para que consumamos sus productos, para que trabajemos para ellos, en definitiva, para ser sus esclavos. ¿Y qué más da quiénes forman esas diferentes facciones? ¿Alguna de ellas lucha por nuestra libertad? No lo creo… nos habríamos dado cuenta. Para nosotros nuestra única libertrad es el conocimiento, el saber; para poder negarnos a ‘lo que sea’ hay que saber ‘qué’, ‘cómo’, ‘porqué’, y también para construirnos nuestro propio mundo dentro de nuestras posibilidades.

  4. Pingback: criminales con estado nazi incluído con el apartheid moderno más grande y grave con la asistencia del resto de criminales=gobiernos que lo apoyan+los criminales de onu,fmi,otan y otras siglas legales y respetadas: JA¡¡ « conocimiento y libre alb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s