LA EDAD DE ENSUEÑO

Cuando los europeos llegaron por primera vez a Australia, se estimó su población aborigen en unas trescientas mil personas. Una escasa población, diseminada por una región enorme, que estaba, y lo sigue estando, marcada por una gran variedad étnica y lingüística.

La transformación de Australia por parte de los colonizadores europeos ha significado que los tradicionales estilos de vida aborigen sean posibles sólo en las áreas del norte, oeste y centro del subcontinente, y que las relaciones con la tierra ancestral y lugares sagrados se hayan perturbado con frecuencia.

Para la religión australiana es fundamental el concepto de la Edad de ensueño. Todos los logros creativos del mundo tuvieron lugar en ese periodo. Surgieron varios seres de la tierra informe o del mar. Algunos tomaron forma humana, otros la figura de animales; algunos participaban de más de una esencia, y eran a la vez humanos y animales o, incluso, humanos y plantas.

Cuando se pusieron manos a la obra formaron la Tierra y todas las figuras del entorno; sus pasos pueden verse actualmente en las señales que dejaron. Determinaron las divisiones de tierra y arte, rituales, canciones y mitos. Fijaron la organización social, las relaciones y la misma división del trabajo. Establecieron las actividades económicas, la caza, la plantación y la reunión. Hicieron los seres espirituales, proporcionaron los objetos sagrados y colocaron los cuerpos celestes en lo alto.

La Edad de ensueño no era, sin embargo, simplemente un acontecimiento pasado; la gente y las cosas en la actualidad están orgánicamente relacionadas con los acontecimientos de la Edad de ensueño. Dicha Edad es, por tanto, hoy en día, un estatuto para las cosas, el establecimiento de normas que deben seguirse, un principio de orden.

No está claro si la población aborigen reconocía un Dios supremo en el cielo por encima de todo; parece claro que varios pueblos australianos sí lo hacían, aunque el padre del cielo no era el centro de la actividad religiosa.

Más a mano están los espíritus totémicos que mantenían a cada grupo unido, otorgándoles una relación especial con algunas otras especies de la creación.

Los principales rituales se referían a las crisis de la vida (iniciación de muchachos en la pubertad, que exigen rigurosas pruebas físicas) y a ceremonias de crecimiento y cosecha para la comunidad.

Mi mejor amigo suele comentar, cada vez más a menudo y con mayor convicción, que si las cosas se ponen algo más feas de lo que ya lo están en este país, emigraría con su familia a Australia. Menos mal que ya pasaste la pubertad, que en tu estado actual no ibas a pasar las pruebas físicas. Bromas aparte, quizás me apuntaría yo también, para poder vivir mi propia Edad de ensueño.

Va por ti, colega, por tu cumple que es mañana y me invitarás a unas cervecitas, ok?

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Religiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LA EDAD DE ENSUEÑO

  1. melarrakis dijo:

    lo de las cervezas está hecho, y nos iremos al Australiano a beber Fosters, Y a cenar al chino.

  2. varín dijo:

    Salud y felicidades;

    Creo que lo primero que me encontré sobre la propuesta de hoy, es esto:
    http://cuadernodelectura.blogspot.com/2007/11/los-trazos-de-la-cancin-bruce-chatwin.html

    que me gustó y que no tengo porque siguió viajando también el libro en cuestión.

    Con Australia tenemos una ierta relación especial: de 7 que éramos cuando vivíamos todos en la misma casa, tres no conocemos esa enorme isla, pero 4 sí, algunos repitiendo; tenemos amigos por allí, pero eso es otra historia;
    Pero daros prisa, porque las cosas creo que han cambiado y ahora no estan fácil inmigrar en ese país.
    Yo estuve tentado de largarme para allá aprovechando la conexión que teníamos, pero mis pasos no cogieron nunca ese avión.

    He leido luego otros libros y siempre me ha gustado lo que contaban, y cómo no, también es otro ejemplo de exterminio al estilo hombre blanco rey de la creación..
    Otra cosa, si os mudáis, tened en cuenta el calor, que dejará a lo de aquí cortito, y también las arañas, que también dejarán a las de aquí cortitas, cortitas.

    Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Tendrémoslo en cuenta, aunque siempre será mejor grandes arañas que enormes alacranes, y mucho calorcito al excesivo del horno crematorio o la humedad de una celda…

      Abrazo caluroso

  3. Bertha dijo:

    Es curioso, conozco a mucha gente que como yo, tienen un deseo incumplido desde hace mucho tiempo : conocer Australia. Yo entiendo que entre la gente jóven se den esas ganas de ir a las antípodas, porque hoy se recorre el mundo como quien va a dar la vuelta al pueblo y si hay que ir en plan mochilero, se va. Pero tratándose de gente con varias decenas de años (como yo), las ganas nos vinieron siendo crí@s, sin saber el porqué, cuando apenas se salia de la peninsula o como mucho a San Juan de Luz . Y eso que apenas sabiamos ubicarla en el globo terraqueo escolar y mucho menos su historia y las escabechinas que sufrieron sus nativos. Luego vino la tele, las películas de aventuras y Canal Natura con sus miniseries de salva-animalitos. Las ganas se han ido acrecentando y una especie de frustración que no quito de encima. Todos los que conozco que han ido a buscar curro al final lo han encontrado, con sus más y sus menos apurillos, pero lo tienen y disfrutan de más tiempo libre y mayor desahogo sin hipotecas a pagar durante 40 años. Ya sé que en las grandes urbes será como en la mayoría del mundo, pero, por lo que me cuentan quienes viven allá, se vive el tiempo de distinta manera, más despacio, como frenando el acelerador , que en Occidente nos mata, viviendo sin enterarnos que es vivir. Sólo por la tranquilidad y el ver discurrir más consciente tu vida ¿se podría perdonar la molestia de las arañas, el grado de humedad, o las pertinaces sequias? A lo mejor, Brisbane, Camberra, o Sidney bien valen una misa, o no??

  4. dominique dijo:

    Muy interesante, gracias. ¡Qué bonito nombre: la edad de ensueño!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s