GENERACIÓN V

Nuestros niños y adolescentes pasan cada vez más tiempo delante de las pantallas. Es una realidad irrefutable a la que no damos la importancia que realmente tiene. Según un estudio reciente realizado en Europa, el 54% de los chicos mayores de 16 años utiliza Internet cada semana y el 94% ve la televisión con regularidad.

Los neurobiólogos saben ahora que solo las conexiones que se activan con regularidad se desarrollan de forma duradera en el cerebro infantil. Las que no se utilizan desaparecen. Los programas genéticos aseguran la producción de una cantuidad exagerada de conexiones entre las células nerviosas. Pero, para establecer los circuitos neuronales más importantes, los niños necesitan, sobre todo, experiencias corporales. Y éstas no se consiguen ante una pantalla, independientemente del programa que emita.

Solo quien desarrolla una percepción correcta de su cuerpo puede desarrollar sus potenciales cognitivos. Los alumnos de Primaria que destacan en matemáticas también tienen buen sentido del equilibrio. El hombre adquiere los fundamentos matemáticos del pensamiento tridimensional y abstracto aprendiendo a mantener su cuerpo en equilibrio. En cuanto un niño está sentado ante un televisor, deja de sentir su cuerpo. No gatea, no salta, no brinca, no hace equilibrios, ni se sube a los árboles. El tiempo delante del televisor es, por tanto, un tiempo robado al aprendizaje de la correcta percepción corporal.

Las experiencias ocurren, sobre todo, cuando los niños se entretienen con cosas que entienden y a las que pueden dare forma. Pero, el mundo de los niños, como el de los adultos, ha cambiado de modo radical. Ya no somos capaces de entender cómo funcionan los objetos de uso diario. Antes, cualquier aparato se podía comprender: la bicicleta, la máquina de vapor, incluso el coche. Un niño podía desarmar un despertador, explorar sus piezas y descifrar el mecanismo de su funcionamiento. En la era informática, las cosas son tan complejas que no logramos comprender la causa y el efecto.

Esta carencia contextual lleva a los niños a dejar de buscar las relaciones causales. Los niños terminan por aceptar las cosas sin comprender lo que hay detrás. Muchos medios digitales son incomprensibles. Cuando los niños pequeños ven por primera vez dibujos animados, hablan con el televisor. Avisan al conejito del escondite del zorro; intentan influir y participar porque así es su experiencia en la vida real. Pero, tras unas pocas semanas de consumo televisivo, la mayoría se resigna, cuestiona parte de su autoeficiencia.

La autoeficiencia se alimenta solo de las experiencias propias. Los niños tienen que ser capaces de encajar nuevas percepciones en un contexto significativo. Nuestro cerebro solo aprende algo cuando puede sumar nuevas impresiones a una estructura ya existente formada gracias a experiencias anteriores.. Y esto es un proceso muy creativo. Lo que hace el niño es integrar lo nuevoi en lo ya conocido.

Lo decisivo para el desarrollo cerebral es tener desafíos auténticos, aventuras, como ir a pescar con el tío o construir una casa de madera en la corona de un árbol.

Es peligroso que los niños utilicen los medios digitales para satisfacer sus necesidades básicas. Todos tenemos dos necesidades fundamentales: formar parte de algo y sentirnos capaces de lograr algo. La primera expresa el anhelo de unión; la segunda, de libertad. Los chicos sufren por la falta de oportunidades para hacer y lograr algo. No encuentran desafíos auténticos cuya superación les haga crecer. Esta experiencia representa la base de su autoconocimiento e identidad. Algunos padres ni siquiera saben qué tareas pueden estimular y hacer  madurar a su hijo. El niño tiene que buscarse el desafío por sí mismo. El reto ha de ser difícil y superarlo exige tiempo. Cuando se logre, la satisfacción es máxima. Hoy, la tarea principal de los chicos es demostrar lo buenos que son en los juegos de ordenador. Pero, esto no es un desafío que les ayude a desenvolverse en la vida real.

Los más vulnerables son los varones que se sientan antre el ordenador nada más llegar de la escuela. Y que necesitan una o dos horas de juegos bélicos. Superando aventuras en el mundo virtual, matando monstruos de forma sangrienta encuentran salida para su sentimiento de impotencia, de agresividad. Reducen su frustración.

Los niños que se sumergen en mundos virtuales aprenden con demasiada rapidez que todo funciona siempre y cuando uno sepa apretar el botón correcto. Entonces, no toleran los errores, no soportan las frustraciones ni tienen recursos para controlar sus impulsos. No son capaces de integrarse en el mundo real.

Los niños necesitan personas que sean ejemplo y les ayuden a no perderse en comunidades o tareas dudosas. Cuando los niños no pueden desarrollar sus potenciales, deben intervenir los adultos. Los padres deben intentar ofrecer a sus hijos retos en el mundo real; aventuras, acontecimientos inesperados, situaciones sorprendentes, incluso algo peligrosas que el niño sea cpaz de manejar para crecer. A no ser que nos haga ilusión que nuestros hijos formen parte de la Generación V, la Generación Virtual.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a GENERACIÓN V

  1. melarrakis dijo:

    Y curiosamente este modelo de sociedad que nos imponen cada vez hace más dificil que los padres puedan estar con sus hijos…así aprovecha el estado para meter más control

  2. nadiemejorquenadie dijo:

    Y esto unido al enfrentamiento programado hombre mujer y al que ya anticipó el visionario sin necesidad de bola: Antropophilia: entre conspiranoicos y no conspiranoicos dentro de las familias, hace que la frustración de un padre ante sus hijos plantados delante de un televisor sea máxima.
    Y si no quiere eso se separa, con la seguridad de que las horas de televisión entonces aun crecerán más dramáticamente.
    Paciencia a los padres y madres que ya han despertado y su cónyuge o su ex no lo han hecho.
    Vosotr@s ya tenéis ganado el cielo.

    • hasenroniz dijo:

      Así es amigo, lo que intentan siempre es el enfrentamiento, la división, la confrontación, para que no nos demos cuenta del control al que estamos sometidos y cómo estamos totalmente aborregados.

  3. Pingback: Enlaces remendados en blanco y negro multicolor « conocimiento y libre albedrío

  4. Pingback: pásame las mierditas en salsa ponzoña « conocimiento y libre albedrío

  5. dominique dijo:

    ¡Cuántos padres deberían leer esto! Los niños dentro de unas cuantas generaciones terminarán mecanizados, una especie de robots pensantes si no se pone remedio a la situación actual. Está claro que el formato actual no permite mucha atención hacia la educación fuera del colegio y en una capital el niño tiene poco espacio para moverse con seguridad pero creo que una disciplina adecuada el problema se podría solucionar. Lo que ocurre es que para los adultos es más cómodo “aparcar” sus retoños delante de la caja tonta o con una play cuando estos instrumentos tendrían que ser un premio, no una ocupación sistemática.
    Vivo en un pueblo chiquito y me encanta oir los gritos de los niños, los balonazos en las puertas, el ruido de las carreras locas en bici y los fines de semana y vacaciones estos crios recuperan un poco de actividad. Se olvidan de las “máquinas” para volver a hacer lo que tod@s hemos hecho: jugar al aire libre.

    • hasenroniz dijo:

      Los que vivimos en un pueblo podemos ver el problema más fácilmente. Los niños están todo el día en la calle y apenas necesitan juguetes, aunque los piden y muchos padres se los compran; está claro que la culpa es toda de los padres. Cuando era hijo se lo decía a mis padres y se enfadaban y me decían ‘ya verás cuando seas padre, si seguirás pensando que la culpa es de los padres’. Pues ahora que soy padre sigo pensando lo mismo; la culpa de casi todos los problemas de los hijos es de los padres, aunque en un país en el que nadie se responsabiliza de nada, pues para los padres también la culpa estará siempre fuera de casa.

      Gracias por tu aportación.

      Un abrazo

  6. dominique dijo:

    ¡Cuántos padres deberían leer esto! Los niños dentro de unas cuantas generaciones terminarán mecanizados, una especie de robots pensantes si no se pone remedio a la situación actual. Está claro que el formato actual no permite mucha atención hacia la educación fuera del colegio y en una capital el niño tiene poco espacio para moverse con seguridad pero creo que con una disciplina adecuada el problema se podría solucionar. Lo que ocurre es que para los adultos es más cómodo “aparcar” sus retoños delante de la caja tonta o con una play cuando estos instrumentos tendrían que ser un premio, no una ocupación sistemática.
    Vivo en un pueblo chiquito y me encanta oir los gritos de los niños, los balonazos en las puertas, el ruido de las carreras locas en bici y los fines de semana y vacaciones estos crios recuperan un poco de actividad. Se olvidan de las “máquinas” para volver a hacer lo que tod@s hemos hecho: jugar al aire libre.

  7. dominique dijo:

    lo siento, he mandado el comentario dos veces…que tonta.

  8. dominique dijo:

    No temas nada por la educación de tus hijos querido amigo, deduzco por tus escritos que posees un bagage lleno a tope de corazón, cultura y respeto.Con eso tus hijos serán unos verdaderos adultos como su padre.

    • hasenroniz dijo:

      Me considero buena persona, e intento educar a mi hijo como mis padres lo hicieron conmigo, pero mejorando posibles errores que pudieron tener ellos porque nadie nace sabiendo cómo educar a sus hijos; espero que así la vida no le dé tantos palos como a mí, porque la sociedad que tenemos tiende a premiar a las personas menos preparadas y sin escrúpulos para hacer lo que sea en la obtención de un fin, que normalmente es dinero o poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s