MÉDICOS CONTRA LAS VACUNAS

El International Medical Council on Vaccination, o Consejo Médico Internacional sobre Vacunación, es una asociación que agrupa a médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios. Su principal finalidad es desmentir las afirmaciones de la industria farmacéutica, los gobiernos y los colegios médicos de que las vacunas son en general seguras, eficaces e inocuas. Lo que no consigo comprender, y reclamo vuestra impagable ayuda, qué oscuros intereses pueden mover a este tipo de asociaciones críticas para replantearse todo el sistema sanitario, encaminado la mayoría de las veces a salvar de manera altruista la vida de las personas que ciega y confiadamente se ponen en sus manos. La verdad es que no logro vislumbrar qué sucios beneficios pueden obtener de tales estrategias. Y, sobre todo, si es mentira lo que nos dicen, porqué entonces no están en la cárcel (algunos que han ido por libre como lobos solitarios, sí que están en la cárcel, pero cuando se trata de grupos numerosos, como éste, es más difícil su control y/o desprestigio).

En un comunicado reciente, el consejo mencionado afirma lo siguiente: “Si a los niños de Estados Unidos se les inoculasen todas las vacunas recomendadas, recibirían 35, que contendrían 113 partículas de distintos tipos de gérmenes, 59 sustancias químicas diferentes, 4 tipos de células animales y albúmina humana de fetos humanos procedentes de abortos. Y si usted piensa que no tiene que preocuparse de ellas porque sus hijos ya son mayores se equivoca: hay una veintena de vacunas actualmente en desarrollo para su lanzamiento en los próximos años, dirigidas todas ellas a adolescentes y adultos”.

El Consejo lleva años advirtiendo de que “vacunarse implica un riesgo inaceptable para cualquier miembro de la sociedad, independientemente de su edad”, y han constatado que “los niños no vacunados están en general más sanos que los vacunados”. Igualmente, aseguran que la eficacia de las vacunas no ha sido científicamente demostrada jamás y, por tanto, los padres deberían negarse a vacunar a sus hijos, pues están en su derecho, y esa decisión deben respetarla las leyes y los gobiernos.

Las vacunas nacieron en el siglo XIX y, desde el principio, hubo muchos profesionales que manifestaron su desacuerdo, sin que se les hiciera caso. Hasta hace poco, las voces disidentes cuestionaban sólo algunos aspectos, como los ingredientes empleados, los conservantes, el número de dosis, la edad, las posibles combinaciones, etc., y de forma discreta y comedida. Pero, los escándalos de las vacunas de la gripe aviar, la gripe porcina, la gripe común, la gripe A, la vacuna del virus del papiloma humano y otras, ha provocado que médicos y otros profesionales de la salud de todo el mundo hayan decidido dar un paso adelante y denunciar esta estrategia de la gran industria farmacéutica de promocionar decenas, si no cientos, de vacunas para ‘prevenir’ todo tipo de supuestas enfermedades y cuyo único fin es ganar dinero, poniendo en riesgo la salud y la vida de cada vez más millones de personas.

En el documento ‘Vaccines: get the full story’, firmado por 80 médicos y profesores de diferentes especialidades, se desvela que muchos médicos se niegan ya a vacunarse, así como a vacunar a sus familias, qué peligrosos ingredientes contienen muchas y los brutales efectos secundarios (documentados) que pueden provocar.

En el texto se afirma también que, sin las vacunas, bajarían los costes sanitarios porque tendríamos una sociedad, en general, muy saludable, que cada dosis de refuerzo aumenta el riesgo de efectos secundarios, que pueden causar enfermedades incurables o que es intolerable que se use en ellas mercurio (puro veneno), aluminio (otro veneno que puede provocar graves problemas en la médula ósea y los huesos, además de degeneración cerebral), formaldehído (conocido carcinógeno), polisorbato 80 (que causa infertilidad y atrofia testicular), glutamato monosódico (que causa trastornos neurológicos y metabólicos, como la diabetes, así como convulsiones), gelatina de cerdos y vacas (que pueden provocar reacciones anafilácticas) y células animales de monos, perros, gallinas, vacas y fetos humanos.

El International Medical Council on Vaccination explica también que existe una investigación que se realizó con 17.674 niños, para estudiar las diferencias de salud entre niños vacunados y no vacunados (el Proyecto Cal Oregon, financiado por Generation Rescue), constatándose que entre los vacunados había:

  • un 120% más de asma,
  • un 146% más de autismo,
  • un 185% más de trastornos neurológicos,
  • un 317% más de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.

Ante estos datos demoledores solo cabe hacer dos consideraciones rápidas:

1. Que los datos estadísticos solo son ‘válidos’ cuando nos favorecen; es decir, que los acusados siempre nos dirán que estas correlaciones estadísticas tan claras no demuestran nada, no demuestran causa-efecto (que sí la demuestran cuando les favorece para comercializar algún medicamento).

2. Que alguna de las dos partes miente, y cuando de lo que se trata es de vidas humanas, alguien debería estar ya en la cárcel. Tan obvio, como olvidado que debería ser así.

En definitiva, estamos desamparados totalmente en el tema de la salud. Aquí alguien no está haciendo correctamente su trabajo. ¿Qué dicen las oficinas de control de los medicamentos? ¿No han estudiado bien el tema? ¿A qué esperan? Y si lo han hecho, ¿a qué esperan a denunciar penalmente a unos o a otros? ¿Estarán corrompidos por alguien? O eso, o no saben hacer su trabajo. Pues que lo dejen, que nuestro dinero nos cuesta, para nada. ¡Queremos la verdad sobre las vacunas ya!

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vacunas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a MÉDICOS CONTRA LAS VACUNAS

  1. melarrakis dijo:

    En general la propaganda hace que nuestro bolsillo se vea más abierto de lo necesario. Pero cuando pasamos de la moda a la salud la cosa se torna peligrosa. Sólo con un sistema de salud orientado a la prevención se podrá vivir sin que al propio sistema le interese que enfermes. Es triste pero es así. Haced acopio de.libros de remedios naturales y comida sana, y de agricultura biológica para autoconsumo. Además de ser más sano es posible que en breve los alimentos y remedios que noaotros nos hagamos sean los únicos que esten a nuestro alcance.

  2. Pingback: Enlaces remendados en blanco y negro multicolor « conocimiento y libre albedrío

  3. Genesis dijo:

    Son varios planteamientos o preguntas que lanzas en este articulo. Pero cuando preguntas por que no estan en la carcel, te remitiria a que veas el Documental “El Nuevo Orden Criminal” (lo puedes ver en Youtube), realizado por canal 2 de Espana, en donde uno de los entrevistados, un conocido escritor, menciona, que no puedes meter a la carcel a los que son los duenos o amos de las carceles, a los que gobiernan y al mismo tiempo poseen las multinacionales (en este caso) de los farmacos.

  4. Javier dijo:

    Hay, hay que ver estos medicos antivacunas… pobrecitos… se creen muy sabios cuando hacen esos estudios y dicen que los niños vacunados tienen
    un 120% más de asma,
    un 146% más de autismo,
    un 185% más de trastornos neurológicos,
    un 317% más de Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad.
    respecto de los no vacunados. Pero lo que no saben es que para hacer estadísticas hay que ser muy inteligente (hay que tener mente de ingeniero además de mente de médico) y saber desechar las variables ocultas: Esas estadísticas no son de niños vacunados respecto de no vacunados; es de niños vacunados con respecto de niños que son unos hijos de papas ZEN que viven en el campo al aire libre y puro del campo, sin contaminación, con agricultura ecológica, etc, etc, etc. No me extraña que esos niños tengan menos asmas, menos estres o problemas neurológicos, NO ME EXTRAÑA.

    • hasenroniz dijo:

      Las estadísticas inteligentes siempre favorecen a los que tienen el negocio montado; curioso… y realmente sospechoso. Como cuando hacen un estudio sobre un medicamento, que parece ser bueno a corto plazo, pero pésimo a largo plazo, y solamente ofrecen los resultados de los primeros años del ensayo para que lo aprueben (estadística inteligente no sesgada, muy científico todo), para después tener que retirarlo cuando ya ha creado numerosos problemas (pero también numerosos beneficios), y de esto no se habla nunca. Insisto en mi tesis, el cementerio está lleno de ingenuos que se creían que las multinacionales farmacéuticas velan por nuestra salud, y no por maximizar su beneficio… En el campo también hay mucho asma, autismo, problemas neurológicos… no creo que sea esa la cuestión, pero quien quiera autoengañarse, es completamente libre de hacerlo; faltaría más.

  5. ruth ricouz dijo:

    A los medicos solo les importa ganar y todos tapan el sol con un dedo,nadie quiere revelar la verdad,este mundo realmente que se ha vuelto materialista,ya no estamos tranquilos y seguros en ningun momento.Ojala sea tomada en cuenta estas terribles cosas que estan sucediendo,estamos siendo muñecos de prueba???

    • hasenroniz dijo:

      Así de triste está la situación, pero por lo menos algunos tenemos la ventaja de ser conscientes de ello y buscar alternativas que se adapten a nuestras características y posibilidades.

  6. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s