ABSTINENCIA Y SALVACIÓN

Le fue planteado a un sabio el siguiente problema:

-Un hombre está en un aposento, a solas con una joven a quien ama. La puerta está bien cerrada, los sirvientes duermen y el galán se estremece de deseo. Como dice el árabe, ‘maduro está el dátil y el guardián del oasis no impide cogerlo…’ ¿Tal vez rezando con fervor podrá el hombre vencer a la tentación? ¿qué respondes?

-Quizás se salve de la joven; mas no se salvará de los murmuradores.

Moraleja: Si aun absteniéndote no puedes salvarte, pues no te abstengas, sigue siendo un pecador.

Esta es una de las fundamentales enseñanzas que aprende el político moderno; hagas lo que hagas te van a llamar ‘ladrón-corrupto’, pues a ello, no te cortes, no te abstengas, que no tienes salvación.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fábulas, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s