LA MEMORIA DEL AGUA

El francés Jacques Benveniste era Director de Inmunología del Instituto de la Salud e Investigación Médica (INSERM) de Francia cuando formuló su teoría de la “memoria del agua”. A partir de entonces fue denostado personal y profesionalmente, perdió la financiación para sus investigaciones y tuvo que cerrar su laboratorio. Además, tuvo que soportar que le concediesen dos IG Nobel (premio que pretende ridiculizar a quien es galardonado con él): el primero en 1991 “por su persistente creencia de que el agua es un líquido inteligente” y el segundo en 1998 por “su descubrimiento homeopático de que el agua no sólo tiene memoria sino que la información que contiene puede ser transmitida por las líneas telefónicas y por Internet”.

Pues bien, ahora Luc Montagnier, que recibió el Premio Nobel (este es el bueno?) en el 2008 por sus trabajos sobre el “virus del SIDA”, ha decidido iniciar una nueva línea de investigación que le acerca a las ideas de Jacques Benveniste. De hecho, Montagnier ha dicho, según Le Monde: “Para mí Jacques Benveniste, cuyo trabajo fue criticado inicialmente como ‘herejía’, fue un gran científico (…) Y es realmente sorprendente la forma en que fue tratado. Murió en el 2004 como ustedes saben, probablemente agotado por tanta lucha, pero espero que pronto sea completamente rehabilitado”.

Montaigner, que también está siendo ahora ninguneado por muchos de sus colegas y medios de comunicación que le ensalzaron por sus trabajos sobre el SIDA, ha publicado recientemente dos artículos donde explica que ¡la información del ADN se transmite electromagnéticamente al agua!

Y es que, trabajando con células de enfermos de SIDA, observó en ellas la presencia de algunos micoplasmas, y decidió someter el fluido biológico a varios procedimientos de filtración para esterilizarlo por completo. Sin embargo, se encontró con que en el líquido resultante, en teoría estéril, ¡se volvía a reproducir la infección!

Buscando respuestas a tan extrañas infecciones “imposibles”, encontró que los líquidos filtrados ¡emitían ondas electromagnéticas de baja frecuencia que podían reproducirse! Esto lo atribuyó a la presencia de ¡nanoestructuras poliméricas capaces de reproducir las señales del ADN original!

Por supuesto, este estudio de Montagnier, que se publicó hace ya casi dos años y fue revisado a finales del 2010, no ha tenido apenas eco en los grandes medios de comunicación ni en las revistas científicas, con lo que la mayoría de los médicos ni se ha enterado.

Montagnier afirma haber constatado que algunas secuencias de ADN bacteriano son capaces de inducir ondas electromagnéticas en diluciones acuosas que permanecen en ellas mucho tiempo después de que todo resto biológico haya desaparecido físicamente de la dilución.

Decía Montagnier en Science: “Lo que hemos encontrado es que el ADN produce cambios estructurales en el agua que persisten en diluciones muy altas y conducen a señales electromagnéticas resonantes que podemos medir. Ahora bien, no todo el ADN produce señales que podamos detectar con nuestro dispositivo: las señales de alta intensidad provienen de ADN bacteriano y viral”.

En el estudio se afirma además que la información electromagnética puede transmitirse ¡entre envases separados! La explicación podría ser que las moléculas de agua influidas por las ondas electromagnéticas procedentes del tubo emisor se organizarían en el tubo receptor bajo condiciones adecuadas en nanoestructuras capaces de reproducir la señal original.

Tratando de buscar una aplicación práctica a su hallazgo detectaron rastros de especies bacterianas en el cuerpo humano mediante sus huellas electromagnéticas.

Y es en este momento de la investigación cuando apuntan en una dirección sorprendente, como es la posibilidad de que determinadas señales electromagnéticas sean capaces de actuar como reservorios víricos.

Montagnier defendió en la reunión de julio de 2010 en Lindau (Alemania) con unos 60 premios Nobel y otros 700 científicos de renombre que las soluciones que contienen el ADN de bacterias patógenas y virus “podrían emitir ondas de radio de baja frecuencia que indujeran a las moléculas de agua que las rodean a organizarse en nanoestructuras”. Y sugería además que esa agua podría mantener sus propiedades incluso después de que las soluciones originales se hubieran disuelto de forma masiva hasta el punto de que hubiera desaparecido completamente el ADN original. Es decir, que el agua puede conservar la ‘memoria’ de todo ADN con el que haya estado en contacto. Y los médicos utilizar, por tanto, sus “firmas electromagnéticas” para detectar una patología, incluso antes de que se manifieste.

Un grupo de investigadores indios del Instituto e Tecnología de Bombay publicó el año pasado un trabajo en el que confirmaron con la más moderna tecnología la presencia de nanoestructuras intuida por Montagnier, “a partir de muestras comerciales de medicinas homeopáticas derivadas de metales de conocidos fabricantes, en diluciones extremas”.

Los escépticos podrían aducir que, aun en el caso de la existencia de nanoestructuras, las dosis homeopáticas serían demasiado pequeñas para tener acción a nivel biológico, pero también existen respuestas a este argumento. De hecho, cabría simplemente recordar que el efecto de medicamentos en dosis pequeñas es algo demostrado, se conoce como “hormesis” y hay cerca de un millar de estudios en una amplia variedad de especialidades científicas que lo avala.

En definitiva, los trabajos de Montagnier y otros investigadores según los cuales el ADN, y probablemente otras sustancias, transmite electromagnéticamente información al agua, explicaría los efectos biológicos que logran los productos homeopáticos y la eficacia de las terapias y dispositivos que funcionan mediangte la emisión de frecuencias electromagnéticas. Y esto, podría suponer el fin del Imperio Farmacéutico que únicamente piensa en los beneficios, y, por ello, no es extraño que la ortodoxia médica controlada por el Imperio trate a estos investigadores como a locos que no saben por dónde les da el aire, incluso después de haberles concedido su gran reconocimiento oficial, a través de un Premio Nobel, como en el caso de Montagnier.

La historia está llena de héroes y villanos, pero cuando se juntan en una sola persona, hay que sospechar intensa manipulación y, probablemente, a poco que investiguemos, terminaremos por meterlos dentro de la categoría de héroes, y a sus críticos en la de villanos.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LA MEMORIA DEL AGUA

  1. nadiemejorquenadie dijo:

    Hay cosas que siempre van a ser estigmatizadas, y son las que avanzan en la dirección de descubrir ese ojito que permanece oculto en la cúspide de la pirámide.
    Me explico:
    Ya expliqué hace tiempo, como con13 años tuve acceso a unas fotos originales que mostraban las pirámides de la región de Sidonia en Marte.
    http://nadiemejorquenadie.wordpress.com/2010/12/04/marteotra-vez/
    Mis preguntas con respecto a este tema eran: ¿Qué interés podría tener la nasa en ocultar este hallazgo tan magnífico?.
    La respuesta, ¿Cómo no? vino con la conspiranoia muchos años después.
    Y es que todo lo que se acerque a que el ser humano descubra su origen verdadero, también lo acerca a descubrir quien le está ordeñando la energía vital o CHI constantemente del que estos dos científicos que mencionas dan un primer atisbo de descubrir trazas.
    Así, cuando galileo decía que la tierra se movía fue enfrentado a una oposición grande porque descubrir que estamos en un planeta, ya es un acercamiento a que el origen pudo venir de otro.
    Aquí otro artículo que escribí explicando esto mismo:
    http://nadiemejorquenadie.wordpress.com/2010/12/02/mi-hipotesis/
    Un abrazo.
    Y magnífico artículo, sigue así.

    • hasenroniz dijo:

      Gracias. Interesantes también los artículos que recomiendas. También quería yo escribir algo sobre Wilhelm Reich, que queda pendiente entre tantos temas que voy dejando por falta de tiempo.
      Un abrazo

  2. También perfecta esta exposición. Muy buen trabajo. Este blog debería ser más leído. A ver si encuentro un hueco para enlazar este texto próximamente (y espero que mi adn sea tan amigable en no perder ese deseo… con algún chute electromagnético de por en medio… tipo haarp-hartmann o por el estilo.).

    Enhorabuena.

    Abrazos,

    Miguel

    • hasenroniz dijo:

      Fíjate si debiera ser más leído que de mi familia no lo lee nadie. ¿Seré un bicho raro? ¿Quizás la oveja negra de la familia? Los enlaces ayudan muchísimo y ya me ayudan algunos colegas, pero supongo que hay tanta información por la Red, tantos blogs interesantes, que es difícil que la gente caiga en el mío. Yo mismo me los pierdo por falta de tiempo.
      Gracias de nuevo Miguel y un fuerte abrazo. Intentaré mantener el nivel, que no es fácil.

  3. Pingback: el pasar de estos últimos días « conocimiento y libre albedrío

  4. rivendelian dijo:

    He leído con mucho agrado este artículo, pues recientemente encontré información sobre los trabajos de Jacques Benveniste y sería poco decir que me llamaron mucho la atención (maravillosas sincronicidades). Yo también pensé en lo injusto que me parecía el desprecio y afán de ridiculización de que fue objeto, tratándose de un reputado científico, director de investigación del Instituto Nacional Francés de Salud , que tenía el mundo a sus pies y acabó teniendo a sus pies un abismo, como tantos otros…Descubrió algo tan apasionante como que la moléculas no inteactúan por contacto, sino que se hablan unas a otras mediante fecuencias oscilantes, frecuencias que pueden registrarse, enviarse y reproducirse hasta por correo electrónico!!!!! Se podría reproducir a través de una grabación el mecanismo de curación de cualquier fármaco, sin necesidad de éste… Como para no ningunearle, menudo peligro para la sacrosanta industria farmaceútica.

    Una pena. pero afortunadamente, su línea de investigación sigue adelante, y es importante que estas cosas se sepan, Gracias por tu excelente trabajo de divulgación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s