LECCIONES PARA AHORRAR

El Gobierno, que nos cree subnormales profundos, intenta voluntariosamente que aprendamos a desenvolvernos en la vida de manera racional y lógica, sembrando de sentido común nuestra incapacidad genética para hacer las cosas más sim ples que se nos presentan en el día a día cotidiano. Qué bueno que tenemos un Gobierno así. Qué dura sería la vida sin él (excepto claro está para los 5 millones de parados, que ya lo es).

Pues bien, a lo que iba, el Gobierno aprobó el 1 de agosto de 2008 el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011, plan que constaba de 31 medidas cuya finalidad era el ahorro del equivalente al 10% de nuestras importaciones anuales de petróleo, es decir, un ahorro de cerca de 50 millones de barriles de petróleo… casi nada. Bueno, pues seguramente me equivoco, pero para mí que aquí radica la explicación que nadie supo encontrar para la famosa reducción de la velocidad máximna en autopistas y autovías a 110 km/h; se trataba simplemente del ahorro de las importaciones de petróleo para que su Plan de Ahorro y Eficiencia Energética 2008-2011 fuera un éxito, sin tener en cuenta el resto de medidas, pues ya sabían que no iban a funcionar. Claro que no contaban con que tendrían que adelantar las elecciones generales para este otoño (como desea Rubalcaba y para ello se está preparando), y les va a fastidiar las conclusiones que debían sacar a principios del próximo año, justo antes de las elecciones previstas sin adelanto. Vaya faena. Tanto y tan buen trabajo para nada…

En fin, con tristeza por este pequeño fracaso, voy a analizar una de esas 31 medidas de ahorro; la quizás más conocida por todos del reparto gratuito de 44 millones de bombillas de bajo consumo mediante un vale que se incluía en el recibo de la luz, canjeable en las oficinas de Correos.

Las bombillas compradas en China, la enorme campaña de marketing y la distribución a través del servicio de Correos debieron de costar probablemente más de lo que nos hemos ahorrado en energía eléctrica. Aunque, seguramente, también estaré equivocado.

Por cierto, creo que el gasto que hacemos en electricidad depende de cada uno de nosotros mismos, de si elegimos o no encender la luz, de qué tipo de bombillas queremos tener en casa, etc.; como siempre, la buena información debe ser lo que nos guíe en estas decisiones personales, y no la imposición de una determinada forma de ver las cosas, además financiada con nuestro propio dinero (nos decían que era un regalo); ¿quién carajo les dijo que nos regalasen con nuestro dinero bombillas de bajo consumo de China?

El hecho es que, parece ser que muchas de esas bombillas nunca fueron recogidas y muchas de las que fueron recogidas no han sido colocadas, así que la medida puede considerarse un fracaso. Como siempre, nadie se ha responsabilizado de ello, nadie ha dimitido, ni la más mínima crítica en los MIM, que vivieron y viven de las campañas publicitarias oficiales: ahora les ha dado por explicar todas y cada una de las señales de tráfico en anuncios, ¿para qué sirven entonces las autoescuelas que tanto nos cobran por ayudarnos a sacar el carnet de conducir, si ya tenemos a la DGT con sus contínuas campañas en los MIM? Cada corte publicitario tiene 2 o 3 anuncios de la DGT y ministerios varios recordándonos la tontería más tonta y gastándose nuestro dinero para tener controlados a los MIM… ¡a ver quién se atreve a criticar al Gobierno, arriesgándose a aque le quiten la publicidad, que es de lo que viven! Bueno, solo un poquito para que no se note. Los gobiernos socialistas siempre han sido maestros del clientelismo (hay que repartir para todos, a cambio de votos, por supuesto).

Siguiendo con el tema de las bombillas de bajo consumo o lámparas compactas fluorescentes (CFL), la gente no sabe, porque nadie se lo ha contado, que contienen mercurio, muy tóxico para el medio ambiente.

De hecho, en un informe publicado en 2008 por el Departamento de Protección del Medioambiente del estado de Maine (EE.UU.), se afirma que, cuando se rompe un a CFL, se liberan 50.000 nanogramos de mercurio, es decir, más de 166 veces el nivel de seguridad (que es de 300 nanogramos por metro cúbico de aire); y ya sabemos que la mayoría de las veces estos niveles de seguridad dejan mucho que desear y deberían ser bastante más reducidos.

Los CFL son bombas destructoras para el medio ambiente y las personas que las manipulan, y se han puesto en manos de ancianos, niños, mujeres embarazadas, que no tienen ni idea de qué es un residuo peligroso y qué deberían hacer si la bombilla se rompe en sus manos o cercanía, o dónde tirarla cuando la cambien.

Al parecer, también las bombillas CFL emiten altos niveles de radiación, causando migrañas, alteraciones del sueño, fatiga, etc. Las CFL emiten “energía sucia” en exceso y frecuencias electromagnéticas perjudiciales para la salud. Pero, seguramente también de todo esto estaré equivocado.

Lo único que me queda claro de todo esto es que las lecciones para ahorrar del Gobierno se las podían eso… ¡ahorrar! ¿Me equivoco?

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a LECCIONES PARA AHORRAR

  1. varín dijo:

    No Amigo,
    No te equivocas¡
    Y eso es lo grave que no te equivocas, luego …
    los de la pensión vitalicia ya sabemos que además de no pensar, no están para eso, pero….

    y el resto de pagadores como nosotros,
    qué es, que tampoco les apetece pensar y deciden decir sí con la cabeza y amén con la boca de por vida [ de por muerte sería más ajustado a los hechos ] ??
    Bravo a los dos, al de Murchante y al de Zarramonza

    Abrazos
    de verano y con cañitas si podéis

  2. Uiii, ya decía yo que no me cuadraban esas cuentas. Bueno, que tontería, nunca me cuadran las cuentas de los gobiernos. Si nos conocemos la cosa todos en casa. Es imposible que cuadren las cuentas, siempre hay que ‘arreglar’ algun asiento o integrarlo, dar por “amortizado” algún trasto, desgravar con no-sé-qué invento de última hora o – si es preciso – de hace quinientos años.

    Los gobiernos y sus tentáculos burocráticos no son más que una mentira con muchos asientos, digo una contabilidad con muchos corruptos, jolines que no me sale… muchos tentáculos sin nada más que bocas detrás… tampoco… aver… bah, lo dejo, demasiado complicado para una mente tan simplona como la mía.

    Y sí, estoy totalmente de acuerdo contigo, amigo. Nos han hecho un gran favor con quedarse tan apegados a su involución. Al menos ahora sabemos que hay una humanidad que no volverá a nacer en el Planeta Tierra, y otra que vivirá muy bien renaciendo en ella. Bueno, que VIVIRÁ, porque lo de bien sólo puede existir si hay para comparar hacía abajo, costumbre que tanto les gusta a los gobiernos a la hora de devolver el favor del voto.

    Ayer escuché en la radio del coche como una polucionada, digo política decía “Hemos de hacerlo bien, porque sino a esta generación de políticos se nos juzgará por los errores cometidos.”

    La pobre. Hay que tener el horizonte pegado al iris del ego para decir algo así. No sólo los juzgarán a todos y sin excepción de los que ahora chupan, sino a los que chuparon durante los últimos cinco mil años.

    Y… no hay apelación posible, ni requerida. Naciste durante miles de años en un vergel, lo destrozaste, comiste tus hermanos y hermanas, acabaste con sus esperanzas… pues todo tiene su precio en estas multi-vidas.

    Y yo que pensé hace veinte años que las y los que me hablaban del “Karma” estaban en coma.

    Menudo coma espera a estas almas, anda que no. No me sorprendería que el planeta dónde están renaciendo ya, ni siquiera cuente con mercurio. Demasiado dulce.

    Abrazos,

    Miguel

    (Soy objetivo en eso. Aunque no lo parezca. Me gusta que todos logremos entre todos. He comprendido que así se llega bien y sin sobrecargas. Lo único que no puedo probar es lo del horizonte pegado al iris del ojo, que se queda en floretura lingüística de tercer nivel. A quien quiera le extenderé un certificado con sello oficial y bombilla de cero consumo incluída. No hay nada como las ganas de vernos funcionar de una vez para encender las bombillas que escondieron dentro de nosotr@s.)

    • hasenroniz dijo:

      Perfecto Miguel; qué pena que los políticos no lean este tipo de blogs sino únicamente los que realizan sus subvencionados; se darían cuenta de lo que realmente piensa la sociedad de ellos, si es que les interesa… Está claro que viven en su mundo, tan alejado del nuestro; pero padecen y mueren igualmente de todas las cosas que no se atreven a controlar con leyes por las presiones de las multinacionales; ese es el pequeñísimo consuelo que nos queda.

      Un abrazo

  3. bertha dijo:

    Además,si os mirais las hemerotecas, por arte de Merlin o un biribirloque cualquiera, se retiraron los viejos termómetros de siempre porque contenían mercurio y éste era Peligrosísisisimo. Ja, ja, que risa floja…. Y resulta que las bombis de bajo consumo tambien lo llevan y tambien se rompen. Luego algo no casa o casa muy bien, ¿no creeis?
    No comparto el que no se hayan hecho campañas. Quizá tendrias que puntualizar : no por parte de la Administ., pero si por parte de grupos medioambientalistas (fijate que no digo “ecologistas” porque al buen entendedor….) y de asociaciones de consumidores. Amén de personas que escribimos y opinamos en alguna prensa no subvencionada – por lo que le toca a la oficial propangandistica -. Hace escasamente 1 mes volví “a revolver” el tema, porque no hay apenas, puntos de recogida y romper se rompen oiga.
    Ssssss.

    • hasenroniz dijo:

      Cierto Bertha, hay gente que lo está pregonando todo lo que puede, pero debemos hacer todavía más ruido, pues dentro de muy poco van a prohibir la venta de las bombillas tradicionales… y no nos quedará otro remedio que poner lo que nos digan (democráticamente), y que viva la libertad de elección.
      1 bs

  4. Pingback: recomendados del verano « conocimiento y libre albedrío

  5. hasenroniz dijo:

    Así es querida lydia, comprobadísimo; la gente prefiere no saber, piensan que si no conocen el problema ya no hay problema. Hay que intentar ser más sutil y perseverante, al menos con las personas que de verdad nos interesan, los demás podemos darlos por perdidos. Nos ven como bichos raros y, efectivamente, como muy bien dices, encima te ponen cara de como si el culpable del problema fueses tú, como de querer matar al mensajero. Allá ellos, déjalos. Como ves, hay gente informada, abierta de miras como tú, y eso siempre anima, al menos a mí.

    Un abrazo

  6. hasenroniz dijo:

    La gente no quiere escuchar nada sobre más problemas, no concibe que lo ‘oficial’ esté totalmente manipulado y creen que velan por nuestra salud; así que te miran como un bicho raro por proponerles cosas políticamente incorrectas, que no encajan con sus esquemas mentales; encima la tele les dice que todo el que no opine como lo ‘oficial’ es un antisistema, y así te ven los que rodean. Hay que ser más sutil e insistir más con la gente a la que queremos y pasar de los demás.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s