EL VERDADERO PLATONISMO

Veamos lo que nos dice Platón en su obra ‘Las Leyes’, en VII, 803, c: “Digo que es menester tratar con seriedad lo serio, pero no lo que no lo es; que la divinidad es por naturaleza digna de toda suerte de bienaventurada seriedad mientras que el hombre, como antes dijimos, no es más que un juguete inventado (o maquinado) por la divinidad, y aun eso es lo mejor que hay en él; y que, por tanto, es preciso aceptar esta misión y que todo hombre o mujer pasen la vida jugando a los juegos más hermosos que puedan ser, es decir, al contrario de lo que ahora piensan”.

Creo recordar que también leí algo sobre que el ser humano es un juguete ideado por los dioses en algún mito clásico o americano (o ambos). ¿Y si tienen razón? ¿Y si realmente es así? Yo creo que hay gente que sabe estas cosas, y que realmente existe un gran secreto sobre la creación de la Humanidad y su razón de ser. Un secreto que, si se desvelase, rompería todos los cimientos en los que nos hemos basado para sobrevivir durante milenios: que somos la cúspide de una evolución natural  en una Tierra independiente del Universo y que, por tanto, tenemos todos los derechos para hacer lo que queramos, donde queramos, cuando queramos…

En cambio, que el secreto mejor guardado sea que somos la creación de unos dioses, sean éstos lo que sean (extraterrestres u otros entes que no somos capaces de concebir con nuestras mentes atrapadas en las tres dimensiones espaciales), simplemente como meras piezas para sus juegos de alimentación de sus egos, esto sí que es totalmente revolucionario y destrozaría todas nuestras premisas de supercivilización avanzadísima (es decir, con gran poder de destrucción) que ahora rigen nuestro ideario más profundamente instalado en nuestro cerebros.

Por tanto, solo con alguna historia de este tipo se entendería que los que saben guardasen el gran secreto: somos un simple juguete inventado por ‘alguien’ que está muchísimo más avanzado que nosostros. Platón nos dice que debemos aceptarlo así, y que debemos aprovechar lo bueno que tenemos, disfrutar de ello, y no emular a los dioses en sus juegos de guerra y destruirnos continuamente por el puro placer de ser quien más destruya.

Aprendamos pues de Platón: si los dioses nos crearon para sus juegos, que nos destruyan si quieren; mientras tanto, juguemos nosotros a los juegos del amor, que nos mantienen realmente vivos y que quizás sea lo único que nos diferencia de nuestros amos creadores.

Paz y amor hermanos.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a EL VERDADERO PLATONISMO

  1. Igual algo de razón hay en el dicho en que los hombres son de Marte y las mujeres de Venus. Posiblemente el lugar de diseño. Y las distintas razas se deban al lugar de fabricación de las piezas. Cobra sentido y casan mejor estas teorías…sólo así se explica que haya razas desde hace miles de años pero no hubiera mezcla hasta hace poco tiempo. En el sur de Rusia había blancos y chinos separados por kilómetros pero no había intercambio entre ellos. ¿qué barrera era esa que les separaba?

    • hasenroniz dijo:

      Así es, el tema de las razas es muy interesante y, si ha habido tantos intercambios, religiosos, culturales,… ¿por qué no los ha habido de razas hasta hace poco tiempo, como muy bien dices? Se admite todo tipo de teorías.

  2. dominique dijo:

    Desde la noche de los tiempos las culturas antiguas nos recalcan que somos los juguetes de los dioses… La mitología gríega y la romana nos han dejado incluso escritos ilustrativos. Ahora nos hablan de los extraterrestres…o simple y llanamente que somos un experimento. No lo sé, pero lo que SÍ sé es que no admito por nada del mundo es ser el juguete de cuatro gobernantes déspotas y malintencionados porque juegan con las vidas de los más débiles cuando ellos no son ni más ni menos que yo ni nadie. Mi libre albedrio y mi pequeño conocimiento no aceptan tamaña barbaridad porque quiero creer que si soy un juguete que sea de AMOR.
    un abrazo.

    • hasenroniz dijo:

      Nadie admite ser el juguete de un ‘igual’; pero, el tema es que se trataría de una ‘raza’ superadelantadísima, con poderes que no podemos ni imaginar, y quién sabe por qué criterios éticos se rigen, si los tienen, o si actuarían como cuando nosotros pisamos a las hormigas o matamos a las moscas simplemente porque nos molestan. Nuestros dirigentes terrenales no son dioses, eso está clarísimo, y no debemos dejarles actuar como si lo fuesen, eso también está clarísimo. De ellos ya he escrito muchas veces y sabéis bien lo que pienso.
      Un abrazo

  3. Miguel dijo:

    Tal vez, una explicación…
    La razón de esta experiencia – juego místico – vivir – es que pretendemos reconocernos, asomándonos a los abismos e ir más allá de los límites, cruzando las fronteras de los significados, e incluso arribar a lo que nos parece que carece de sentido. En esta experiencia generalmente es encontrada la muerte, la cual no es más que desaparición de uno mismo.

    Los vivos buscamos a los muertos, para que nos enseñen a vivir.
    Ante esto, no se puede más que reír o ..llorar !!

    Un Gran Abrazo
    M.

  4. Bertha dijo:

    Has tocado el tema por antonomasia. Es la eterna pregunta mortal, quién soy, de dónde vengo y adónde voy. En cada época los humanos hemos tratado de hacer algunas averiguaciones por cuenta propia, lejos de lo oficialmente socializado y dogmatizado. Los clásicos no nos han estado vedados y haciamos nuestras lecturas, aunque eso si, interpretados y reinterpretados por nuevos filósofos con sus cargas tb. de percepciones “sui generis” .
    Recuerdo la sorpresa mayúscula que me llevé con uno de mis hijos, entonces estudiante en COU, cuando me dió su visión (la del profe,claro) sobre “La caverna” de Platón. Me dijo – Nacemos esclavos y con pocas herramientas para defendernos, nos han machacado que sólo tenemos cinco sentidos, que nacemos y morimos, pura ley biológica. Venimos del polvo y ná más, hasta hacerlo dogma de fe – ¡ Lástima de personita maravillosa, que no ha habido forma de apearlo de esa especie de determinismo mecanicista ¡ Respeto sus tempos porque sé que algo le hará salir de ese fatalismo programado, pero muchos, como mis hijos, viven en ese no poder contra las circunstancias prefabricadas y hechas ley para colmo. Son la generación más escéptica, si cabe, que la que les sigue, su lema es: vive y deja vivir que son cuatro dias. Siempre habrá excepciones,claro, no trato sino de hablar de tendencias/media.
    Hace 40 años eran más sutiles las patrañas, como aquel movimiento “esperanzador hippy” con el lema peace and love. Vino la década del baby boom, recordaís ? A los amos les escaseaba ganado en el establo y redil. Ahora les sobra y nos liquidan con la comida, los fármacos, los chaintrails y la tele-basura. Cuestión matemática, que sí somos capaces de dar con la X de la ecuación y hacer nuestros gráficos correspondientes, vamos a saber cuando toca quitar 1000 o poner 200 con el año exacto (guerras, pandemias, pánicos escénicos,..)
    Ahora tocaría no? Abrazos

  5. Miguel dijo:

    Sabés, entiendo que no tenemos todas la variables expuestas. Estoy de acuerdo contigo !!
    Debemos ir mas atrás en el tiempo. Sólo tenemos testimonios muy fragmentados de la historia de la vida sobre la Tierra. Han podido aparecer y de­saparecer especies animales y vegetales, a lo largo de las edades, sin que quede rastro de ellas en las capas geológicas.
    La historia contada por la ciencia sobre el orígen del humano-ser, no va más.
    El silencio de la ciencia clásica, sólo puede explicarse por la conspiración de los mediocres.
    En la Tierra existen ciclos en la lucha entre el “hielo” y el “fuego”, que es la clave de la vida universal, – actualmente no se menciona -, de la que nacieron, morirán y renacerán los planetas.
    A los hijos – los tuyos , los míos, a todos – no importa la edad, debemos darle la posibilidad de que nos escuchen hablar / razonar sobre estos temas.
    Siempre lo hacen – escucharnos -, aun que no lo parezca.

    Un Gran Abrazo !!
    M.

    • hasenroniz dijo:

      Cierto Miguel, los que más nos van a escuchar y con mayor atención son nuestros hijos, a los que debemos enseñar a ser más críticos con todo lo que les rodea y no dar siempre por ciertas las explicaciones que nos ofrece la oficialidad; los adultos son casos más difíciles, muchos de ellos perdidos.

      Gracias Miguel, Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s