HUGH EVERETT

Hugh Everett III fue un brillante matemático, un iconoclasta de la mecánica cuántica y, más tarde, un afortunado contratista del ejército, con acceso a los secretos militares más reservados de Estados Unidos. Introdujo en la física un nuevo concepto de realidad y puede que tuviera alguna influencia en el curso de la historia del mundo por los días en que un apocalipsis nuclear no parecía improbable. Para los aficionados a la ciencia ficción, hablamos del legendario creador de la idea de los múltiples universos cuánticos.

El revolucionario análisis de Everett despejó un atolladero teórico en la interpretación del ‘cómo’ de la mecánica cuántica. Aunque la idea de los muchos mundos no esté todavía admitida por todos, los métodos con que la elaboró fueron un presagio del concepto de decoherencia cuántica, una explicación moderna del modo en que las rarezas probabilísticas de la mecánica cuántica engendran el mundo concreto de nuestra experiencia.

La trayectoria científica de Everett empezó una noche de 1954, “tras uno o dos tragos de jerez”, según contaría veinte años después. Junto a unos compañeros, se les fueron ocurriendo “cosas ridículas acerca de las consecuencias de la mecánica cuántica”, y fue Everett quien tuvo la idea en que se bbasa la teoría de los muchos mundos. En las semanas siguientes a esa reunión empezó a desarrollarla en forma de disertación doctoral.

El núcleo de su proyecto consistía en establecer qué representaban las ecuaciones de la mecánica cuántica en el mundo real a partir, no de hipótesis interpretativas añadidas a las matemáticas de la teoría, sino siguiendo el camino que éstas indicaban. Así, el joven Everett retaba a la plana mayor de la física de entonces a que reconsiderara la noción fundamen tal de realidad física.

Con este propósito, Everett abordó atrevidamente el tenaz problema de la medición en la mecánica cuántica, que venía exasperando a los físicos desde los años veinte. El problema surge de una contradicción entre el modo en que las partículas elementales (electrones, fotones) interactúan en la realidad microscópica, cuántica, y lo que sucede cuando se las mide desde el nivel macroscópico, clásico.

En el mundo cuántico, una partícula elemental, o una colección de partículas elementales, puede hallarse en una superposición de dos o más estados posibles. Entonces, el problema de la medición se reduce a la siguiente pregunta: ¿cómo y por qué el mundo exclusivo de nuestra experiencia emerge de la multiplicidad de alternativas disponibles en el mundo cuántico, plagado de superposiciones?

Everett enfocó el problema de la medición unificando los mundos microscópico y macroscópico. Mediante una función de onda (que representa matemáticamente los estados cuánticos) universal, convirtió al observador en integrante del sistema observado.

La verdad es que es un tema difícil de explicar para que lo entienda el progano. Pero, la cuestión es que el borrador que contenía estas ideas desencadenó una sorda batalla entre bastidores. Y mientras su supervisor en Princeton, John Archibald Wheeler andaba por Europa defendiéndolo, Everett corría peligro de perder la prórroga militar. Para librarse de los campamentos de instrucción ocupó una plaza de investigador en el Pentágono, se trasladó a la zona de Washington DC. y nunca volvió a dedicarse a la física teórica.

Su primer proyecto para el Pentágono trataba sobre el cálculo de las tasas de mortalidad que causaría la precipitación de partículas radiactivas en una guerra nuclear. Pronto encabezó la división de matemáticas en el Grupo de Evaluación de Sistemas de Armas (WSEG, de Weapons Systems Evaluation Group) del Pentágono.

Everett aconsejó a funcionarios de alto nivel de las administraciones de Eisehower y de Kennedy sobre los mejores métodos de selección de objetivos para las bombas de hidrógeno y sobre cómo debía estructurarse la tríada nuclear de bombarderos, submarinos y misiles de modo que se obtuviera un resultado óptimo en un ataque nuclear.

En 1960 contribuyó en la elaboración de WSEG núm. 50, un informe catalítico que sigue sin desclasificarse. Según el amigo de Everett, y colega suyo en el WSEG, George E. Pugh, y corroboran varios historiadores, el WSEG núm. 50 justificaba y promovía estrategias militares que serían operativas durante decenios; entre ellas, la noción de Destrucción Mutua Asegurada. El WSEG informó a los diseñadores de políticas de guerra nuclear de unos efectos mundiales tan terribles de la precipitación de partículas radiactivas, que muchos se convencieron de que sería mejor librar un conflicto perpetuo que lanzar, como propugnaban personajes influyentes, ataques preventivos contra la Unión Soviética, China y otros países socialistas.

En 1964 Everett, Pugh y otros colegas del WSEG fundaron una empresa de defensa privada, Lambda Corporation. Entre otras actividades, diseñaban modelos matemáticos de sistemas de misiles antibalísticos y juegos de guerra nuclear computarizados que, según Plugh, fueron utilizados por los militares durante años.

Everett se dedicó a inventar aplicaciones del teorema de Bayes, un método matemático que correlaciona las probabilidades de eventos futuros con las experiencias anteriores. En 1971 construyó un prototipo de máquina bayesana, un programa de ordenador que aprendía de la experiencia; para simplificar la toma de decisiones, deducía los resultados probables. El ingenio en cuestión remedaba, pues, la facultad humana del sentido común. En virtud de un contrato con el Pentágono, Lambda utilizó el método bayesano para idear técnicas de seguimiento de las trayectorias de llegada de misiles balísticos.

En 1973 Everett dejó Lambda y fundó una empresa de procesamiento de datos, DBS, con Donald Reisler. Sin dejar de investigar aplicaciones para armas, la compañía DBS se especializó en el análisis de los efectos socioeconómicos de los programas de acción afirmativa (contra la discriminación racial) del gobierno.

A mediados de los setenta fue contratado por JP Morgan para que desarrollase un método bayesano de predicción de los movimientos del mercado de valores. Según varias fuentes, Everett llevó a cabo la tarea, pero no quiso entregar el producto a JP Morgan. Imagino que George Soros andaría cerca.

Y volviendo al tema de los muchos mundos, en la actualidad, entre quienes reflexionan acerca de la teoría de cuerdas y de la cosmología cuántica, hay muy pocos que no piensen en algoi próximo a una interpretación al estilo de Everett.

Everett murió en la cama el 19 de julio de 1982, con 51 años. Su hija Elisabeth, después de varios intentos, terminó suicidándose en 1996, dejando una nota en la que afirmaba que iba a unirse con su padre en otro universo.

En su tesis doctoral, Everett concluía: “Una vez aceptamos que cualquier teoría física es en esencia solo un modelo que nos hacemos del mundo de la experiencia, tenemos que renunciar a toda esperanza de encontrar ‘la’ teoría correcta… ya que la totalidad de la experiencia nunca nos será accesible”. Palabras que suscribo totalmente y que me sirven para cerrar esta breve reseña de la vida de uno más entre los tantos desconocidos que aportaron algo, positivo o negativo, a este mundo, uno de los muchos mundos posibles…

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Física y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a HUGH EVERETT

  1. Miguel dijo:

    Intentando comprender
    El espacio no es tridimensional y el tiempo no es una entidad aparte, están íntimamente ligados y forman un contínuo – tetradimensional – espacio-tiempo, que no es lineal ni absoluto.
    El fenómeno Tiempo – Espacio no puede ser explicado por la mecánica Newtoniana y que estamos haciendo uso de esta mecánica para dar validez a nuestra experiencia supra sensorial. El tiempo experimentado no es suceptible de ser medido con un reloj. En las culturas ancestrales cuándo hablaron sobre el tiempo lo dividieron en dos : EL AHORA y TODO LO DEMÁS -el gran tiempo – el que no tiene explicación. Nuestra experiencia es un fenómeno que observamos y creamos la mismo tiempo, cada observación crea un efecto en la parte observada.
    Hasta acá a nivel macro.

    A nivel sub atómico esta demostrado que las partículas están conectadas por principios que trascienden el tiempo y el espacio, cualquier cosa que afecte a una afecta a las demás, es inmediato son superluninales más rápidas que la velocidad de la luz. Será tal vez una cuestión referida a luz que es onda y es partícula, que se complementan, pero no sabemos cuando se transforma en una u otra. O Tal vez será que son y forman parte del todo.

    Complementar – no dualismo – en nuestras mentes de humanos-seres. Siglo XXI, todavía tenemos que afirmar el inmortal: “Eppur si muove”- Y,sin embargo se mueve -. que proclamaba Galileo.

    Un Gran Abrazo !!
    M.

    • hasenroniz dijo:

      Hay diversas teorías y corrientes en física cuántica; yo desconfío bastante de todas ellas, son demasiado complejas y se me antojan imposibles de demostrar, al menos con la teconología actual; me parece que van encaminadas, como casi todo en la actualidad, exclusivamente a recibir fondos para investigación, y no para explicar la realidad. Pero, es una simple opinión mía, estos temas me han interesado siempre mucho, pero no veo que se haya avanzado demasiado desde los años 80 en que empecé a interesarme por ellos; lo único que han conseguido es liarlo todo sin llegar a conclusiones claras, y eso no es hacer ciencia.

      Un abrazo

  2. melarrakis dijo:

    Enhorabuena al Maestro Hasnroniz que ya ha coronado su primer 8000.

    • hasenroniz dijo:

      Gracias amigo y pupilo aventajado (es broma, que también he aprendido mucho de ti, especialmente que Rubalcaba es muy malo); espero que mi próximo 8000 no me tenga que esforzar tanto, sea más llevadero y me dé más alegrías paralelas.

  3. nadiemejorquenadie dijo:

    Un angelito el Everett este de los c….nes, vamos el tipo de bicho contra el que estamos combatiendo, y encima ha dejado funcionando para el pentagono una especie de Skynet como en terminator, una lindeza maestro, me gustaría saber tu motivación con respecto a este señor si no te importa.

    • melarrakis dijo:

      La verdad es que no entregó ese proyecto JP Morgan y en cuanto a defensa, la Teoría MAD mutual assured destruction evitó la 3a. y definitiva GM.

    • hasenroniz dijo:

      Tienes razón, no fue un gran tipo, seguramente fue utilizado y le remordía tanto la conciencia que se dió a la bebida y murió alcoholizado, por eso digo uno de tantos, tampoco es que tenga especial fijación por él; hay muchas lagunas en su vida que no me animan a pronunciarme tan tajantemente. Sí que parece el científico villano a las órdenes del loco manipulador de turno, parece que no tenía muchos escrúpulos ni apego a la vida, pero hay mucha gente que entra en esos círculos sin saber y luego no puede salir, y me refiero que todos seríamos capaces de hacer cosas increíbles, impensables, por que no les pase nada a nuestros hijos, y este mundo de locos funciona así, nos guste o no.

  4. varín dijo:

    Por el resumen que has hecho, para mí, habiendo leído sobre más casos ( einstein, para dar un nombre conocido, entre muchos otros ), me parece que a éste también le “secuestraron”, y has dejado claro cuándo, y qué asuntos externos perfectamente comprensibles hagan que otro tipo de lectores si pasaran por aquí, dirían de mí: #@? conspiranoico @#%, (“la cuestión es que el borrador que contenía estas ideas desencadenó una sorda batalla entre bastidores. Y mientras su supervisor en Princeton, John Archibald Wheeler andaba por Europa defendiéndolo, Everett corría peligro de perder la prórroga militar. Para librarse de los campamentos de instrucción ocupó una plaza de investigador en el Pentágono“)
    (sin mencionar, que muy probablemente, en cuanto puso un pie en princenton, se colocó a la vista del radar asesino de control)
    ¿51 años y a la caja teniendo medios ( si no se los habían quitado ya, claro )?

    Abrazos

    • varín dijo:

      ¿ no habéis visto “una mente maravillosa ?

      Sí, ¿verdad?

      Vale. Ahora poneros a buscar si tenéis ganas, que fue lo que hizo esa “mente maravillosa”, y quién y en qué se emplean sus teorías y análisis.
      Existe también un libro escrito por la que fuera su esposa.

      Todo ello habla, entre otras cosas de psicopatía en bruto y “[ab]usada”, claro.
      [pero si conocéis qué es y qué implicaciones tienen “el síndrome de estocolmo” y la “negación”(en psicología),, entenderéis el disfraz que se hace de una persona o una situación, incluso por las propias víctimas, no sólo por los [ab]”usadores”]

      Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Así es varin, nos acercamos mucho. Yo creo que en EE.UU. funciona todo así; captan a los genios desde la Universidad, les facilitan los estudios, les facilitan que creen sus propias empresas, que luego utilizan para sus propios negocietes (Google, Facebook,… son herramientas del sistema, disfrazadas de ‘hombre hecho a sí mismo’, surgido de la nada, creado su propio imperio sin ayuda de nadie, etc., puta mentira); crean héroes a seguir, mientras a otros les destrozan la vida y terminan muriendo con 51 años alcoholizados.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s