LAS GUARIDAS DE LOS DRAGONES

El dragón es uno de los símbolos más potentes de la energía primordial que constituye la fuente de todo poder, tanto bueno como malo. En Occidente, el simbolismo del dragón suele hacer hincapié en el aspecto negativo de dicha energía, sobre todo debido a la influencia del cristianismo, mientras que la mitología oriental representa al dragón como fuerza positiva, símbolo de la capacidad humana para combinar el poder de los cuatro elementos con fines creativos. Esta distinción se refleja en la manera en que cada tradición aborda la relación entre el dragón y el paisaje. Vemos, una vez más como las creencias y mitos más ancestrales han sido no solo apropiados sino también negativizados por la Iglesia, como forma de control de las masas a través del miedo.

En el caso de la mitología occidental, la asociación del dragón con determinado emplazamiento suele producirse a través de su papel de custodio. El dragón aparece como una bestia temible que arroja fuego por las fauces y que protege un tesoro (los conocimientos espirituales) o a una doncella (símbolo de la pureza) y como un obstáculo que piadosos héroes como San Miguel y San Jorge deben vencer.

En China, se decía que el poder primitivo del dragón quedaba canalizado en el paisaje a través de los caminos de energía o “líneas del dragón”. Dichas líneas se consideraban emplazamientos muy propicios y los miembros de la familia imperial las utilizaban como lugares de enterramiento. La localización del camino en el que el flujo de energía, tanto positiva como negativa, influía en el paisaje se convirtió en una práctica muy compleja, denominada geomancia, que incluso se realiza en nuestros días.

Aunque feroz, el dragón chino casi nunca es malvado, y representa el este, el sol y la generosidad de la tierra. Mang, el dragón de cuatro garras, simboliza los poderes temporales. El llamado Long esgrime en las garras una perla llameante que podría aludir a la luna en tanto fuente de fertilidad, aunque para los taoístas y los budistas se trata de la “perla que concede todos los deseos” (la sabiduría y la iluminación). En tanto símbolos de los oscuros poderes de la Tierra, los dragones y las serpientes están estrechamente emparentados, y en la mitología es difícil distinguirlos. La palabra “dragón” procede del vocablo griego dracon, que significa gran serpiente.

En el arte rupestre de los algonquinos de América del Norte, las serpientes aparecen junto a orificios y grietas naturales, quizá como mensajeras espirituales del mundo de los muertos. En la mitología algonquina, el lado oscuro de la energía terrestre se manifiesta a través de Mizhipichew (el gran espíritu de la serpiente acuática), que con la cola agita las aguas de los lagos y al que hay que aplacar mediante ofrendas de tabaco (como bien saben los fumadores, el tabaco es un buen tranquilizante).

En Australia, los seres que adoptan la forma de serpientes y que se identifican con el arco iris portan la vida a través de la lluvia, aunque simultáneamente son peligrosos protectores de las charcas y no tardan en encolerizarse si los rituales para apaciguarlos no se respetan escrupulosamente.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mitología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a LAS GUARIDAS DE LOS DRAGONES

  1. melarrakis dijo:

    gracias por esa última entrada sobre Australia (es bueno ir conociendo el terreno, ya sabes, por s tenemos que salir volando …con Qantas me refiero)

  2. lalunagatuna dijo:

    Me encanta, de hecho he sentido desde una cierta “complicidad” con los dragones presentes en casi todas las mitologías, religiones y cuentos infantiles. Unos creen que existieron, otreos que son leyenda e incluso otros van en su busca como Nessy que si existe tiene el sentido común de no dejarse ver…No está demás pensar que todo tiene algo de veracidad y ¿quién sabe?…
    Un abrazo.

    • hasenroniz dijo:

      Bueno, los dragones tienen cierto parecido con los dinosaurios y, hay quien dice que convivieron con los humanos; es una teoría muy atractiva y que hay que tener siempre presente en nuestras investigaciones.

      Un abrazo dominique

  3. dominique dijo:

    Sí también conocía esta teoría pero no la quice comentar por no meter la pata, siempre he pensado que los dragones eran los descendientes de los dinaurios, unos cuantos que habían sobrevivido a la extinción, espero que en algún lugar existan aún y vivan en paz y libertad. Mira la isla de Komodo.
    Otro abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s