LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

Hace unos días, viendo una sencilla miniserie, creo que alemana y ambientada en África, en época colonial, me llamó la atención el siguiente diálogo entre un médico y un militar escocés que vestía la típica falda de su vestimenta tradicional, llamada kilt, y que me pareció gracioso:

-No permitiré que un hombre con falda se burle de mí -decía el médico.

-Falda no, kilt -precisaba el escocés.

-Falda, kilt, no veo la diferencia -se justificaba el médico.

-Con un hombre con falda, podría pelear; con un hombre con kilt, evítelo.

Todos sabemos por experiencia que las apariencias engañan, y que es mejor analizar bien a quién nos enfrentamos, antes de tomar las decisiones pertinentes, algo que casi nunca hacemos y así nos luce el pelo. Primero, nos creamos una imagen o idea sobre las personas en razón casi exclusivamente a lo que vemos, y después las criticamos porque esa imagen no es la ideal (lógico, porque nadie es perfecto), pero nunca analizamos el potencial de esas personas, lo que pueden dar de sí, lo que nos pueden aportar para nuestro desarrollo personal.

En definitiva, nos dejamos engañar por las apariencias, por no querer reconocer que el otro pueda ser mejor que nosotros en algunas facetas de la vida cotidiana.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Psicología y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

  1. dominique dijo:

    Muy buena reflexión, tenemos la mala costumbre de juzgar por las apariencias sin saber mirar más allá lo que nos lleva a cometer errores garrafales, a ver si aprendemos que lo importante no se ve sino que se llega a conocer.
    Un abrazo.

  2. Bertha dijo:

    Pues si Hasen, ya ves tú que me siento fatal porque me “odies” tanto, por el hecho de ser cromagnona. Pero es el escudo, porque en el fondo lo que me jode un montón es que me intenten uniformar, atarme la mano izquiera porque soy zurda, y para colmo llevarme sibilinamente al huerto del reino de jauja, o lo que es lo mismo al NOM. LLevo kilt pero no faldas, ja, ja.
    Eres mucho majo e intuyo que en el fondo, nada más lejos de que un neanderthal odie a una cromagnona, porque en primera, segunda o tercera vamos todos en el Titanic. Eso lo supe hace años y me importa un higo cualquier frontera, pero amo mi cultura como los hopis la suya y los zulús idem. No hay que confundir cultura con la p… política, pues esta es tan dañina como la religión, la economía y la xenofobia.
    Mi hija es navarrica, nacida en el 79. Que recuerdos madre mía ¡
    Buenas noches hermanitos. Mañana será otro día de lucha para que los garrulos no avancen. Que la Luz nos guie. Bssssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s