ENERGÍA VITAL

El trabajo, como medio para establecer un estilo de vida teóricamente más confortable, ha ido adquiriendo más importancia a lo largo de los años, convirtiéndose en una razón de ser. No se concibe actualmente la vida moderna sin trabajo. Alrededor de él giran nuestros anhelos y deseos, nuestras expectativas y esperanzas, habiendo ido olvidando, por tanto, cuál era nuestro interrogante original, para qué estamos vivos, aquí y ahora.

El Universo que nos rodea, quizás se rige según leyes mecanicistas, o cuánticas, o…, que detectan nuestros sentidos físicos; pero, seguramente, también responde de manera muy sutil a la energía mental que nosotros proyectamos hacia él. Si, como parece, podemos hacer que las plantas crezcan más deprisa, quizá podamos hacer que ciertos acontecimientos ocurran más deprisa… o más despacio, dependiendo de cómo pensemos.

El Universo es en realidad una gran reserva de una única energía dinámica, que puede nutrirnos a nosotros y responder a nuestras expectativas. Es lo que todavía tenemos que ser capaces de entender. De momento, debemos ser conscientes de que hemos sido desconectados de la mayor fuente de dicha energía, que nos hemos aislado nosotros mismos de ella y, en consecuencia, nos sentimos débiles e inseguros y, por tanto, deficientes.

Enfrentados a esta deficiencia, las personas hemos ansiado siempre aumentar nuestra energía personal de la única manera que sabíamos, es decir, intentando robársela psicológicamente a otros. Esta es la razón última que subyace en todos los conflictos humanos a lo largo de nuestra historia sobre la Tierra.

Los seres humanos, como seres sociales, suman energías, las enlazan y después compiten por quién va a controlarlas. El perdedor en esta lucha continua paga siempre un alto precio; pierde toda su energía y muere. Por eso se la puede llamar “energía vital”.

Durante mucho tiempo, los seres humanos hemos competido, de forma inconsciente, por la única parte de esta energía vital a la que estábamos abiertos, y que es la parte que fluye entre las personas cuando se relacionan entre sí. En esto han consistido siempre los conflictos humanos, a todos los niveles: desde las pequeñas, o no tan pequeñas, pugnas familiares o entre los compañeros de trabajo, hasta las más terribles y devastadoras guerras entre naciones o entre bandos dentro de una misma nación. Todo ello como resultado de sentirse inseguro y débil, y tener así que robar la energía de otros para sentirse bien.

La energía hay que intercambiarla, dar y recibir continuamente, sin egoísmo ni ansias de más poder. Si no, seguiremos siendo una especie enferma, parásita, que necesita robar energía a sus semejantes y al hogar donde vive, para continuar sobreviviendo, y nos iremos alejando cada vez más de la senda que lleva al paraíso universal que debiera ser nuestra única meta como especie consciente.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Filosofía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a ENERGÍA VITAL

  1. Cristina dijo:

    Salud y saludos
    Bajo mi punto de vista ¡certero análisis! ¡diana!
    Llevo años estudiando, practicando y trabajando con temas bioenergéticos y terapias naturales. Y me he dado cuenta que me resulta mucho más sencillo comprender causas y efectos cuando lo traslado a términos energéticos.
    Fundamentalmente en las culturas orientales cobra gran importancia el Ki, Qui, Chi, Prana… sustancia energética de propiedades nutritivas que posee también la conciencia de la organización atómica y molecular (y por tanto celular). Bioenergética taoista o bioenergética occidental son dos formas de intentar comprender y manejar la energía vital vistas bajo tintes culturales.
    Parecelso, en la Edad Media, creía en una fuerza vital controlada por la imaginación, a la que llamó arqueo.
    Mesmer, en el s. XVIII le otorgó naturaleza magnética y argumentaba que el individuo canaliza desde el cosmos esa fuerza curativa a la que llamó magnetismo animal.
    Riechenbach, s. XIX, lo llamó fuera ódica y en la escuela del Este se denominó bioplasma.
    En el S. XX, W. Reich, precursor de la bioenergética occidental lo llamó orgón y vinculaba salud-enfermedad a la carga de orgón en los tejidos. Lowen desarrolló técnicas para manejar los procesos energéticos…

    Actualmente estudio psicología y me inicié en Reiki hace años. Tanto en Tradicional Usui como en otra técnica desarrollada por mi maestro que él denominó Esencia Mágica. Y a lo largo de este tiempo he ido desarrollando mi propia técnica personal. La vida es un arte y manejar su energía requiere de creatividad por lo que, en mi opinión, las disciplinas ya formuladas nos sirven de guía para poner en funcionamiento una serie de técnicas y fórmulas para sentir, acceder y manejar la energía vital, pero me parece importante no caer en dogmas (que en bastantes ya hemos caído) y que se viva como una experiencia personal.

    El trabajo, tal como yo lo veo, es una actividad humana que va relacionada con nuestro desarrollo a nivel personal y con nuestra aportación colectiva. Bastante alejada del concepto que se maneja en el sistema capitalista, quien sustituye inquietud personal por obligación económica, derivándose de ello múltiples consecuencias (apatía en vez de ilusión, cansancio en lugar de reconfortante, resignación en lugar de activacion, frustración en lugar de satisfacción….) Por ello el trabajo actual no colabora en el flujo constructivo de nuestra energia vital a nivel individual ni con el entorno sino que es un desgaste. Y para paliar esa carencia energética el sistema también se ha encargado de enseñarnos a robar. Y este robo se estable fundamentalmente de una manera jerárquica aunque muchas veces lo realicemos inconscientemente “con los iguales” (lo cual también favorece al sistema, porque mientras nos robamos migajas ellos generan grandes depósitos).

    Mirar desde el vértice bioenergético y comprender dónde, cómo y por qué se genera, vibra, se densifica, se multiplica o se agota nuestra energía debería ser una de nuestras asignaturas de aprendizaje en la vida ya desde que somos niñ@s y durante toda la vida y aunque racional o lógicamente haya aún muchos aspectos que no alcance nuestro razocinio actual, es un potencial innato, y nuestra conciencia instintiva e intuitiva nos puede mostrar la forma en que la magia no sale de un sombrero trucado. Más aún la energía puede convertir un simple sumatorio en un efecto multiplicativo de ilimitado potencial.

    Me has tocado “la fibra sensible” jajajjaa, mi energía vital ha multiplicado su vibración en todos mis átomos. Gracias.

    Ah!…. hoy en Asturias ¡¡¡llueve!!!! :)))

    Besos y abrazos de colores

  2. dominique dijo:

    Nos pasamos compitiendo la mayor parte del tiempo por nimiedades ¿porqué no contentarnos sentir que estamos bien con nosotros mismos, satisfechos de la labor diaria realizada? No, casi siempre tenemos que actuar según “el que dirán o verán”. En vez de intentar ganar ¿no sería más beneficioso intercambiar e ir todos a la par? Creo que sería beneficioso para la humanidad y conseguiríamos canalizar todas las energías tanto mentales como físicas; la vida no es una carrera (a pesar de los obstáculos).
    Un abrazo

    • hasenroniz dijo:

      Pues no pides nada; sin duda sería mejor lo que dices, pero a ver si consigues convencer a alguien sin que piense que estás loca; lo que es imposible, es imposible y, además, es imposible.

      Un abrazo

  3. El Reiki es la mejora de los canales de circulación de esa energía. Es curioso que es beneficioso recibir reiki tanto como darlo. Compartamos pues.

  4. Bertha dijo:

    Ha sido un gusto leeros amigos. Nadie mejor que nadie, ja,ja,ja. Tod@s de dentro pá fuera y dando y dando. Quién recorcholis nos ha tenido amarrados por una eternidad y encima amordazados? Esto es la repera, llevo dos días hablando un poco fuera de lo normal y no me llaman loooooooca. Hasta me escuchan con interés…… mi hermano (mon dieu ¡), mis amigas, mis, mis, mis,…. Gente que no conocía, y mi perra que se acurruca metiendo el morrito en mi brazo y escucha paciente hasta que se duerme como una marmotilla. Ya no quiere volver a casa de mi hija, en cuanto viene a recogerla se pone detras de mi y la tiene que sacar a la fuerza. Ja,ja. Debe de tener interés en que la lleve conmigo al fin de este mundo.
    Hay buenas vibras y esto va in crescendo. De momento ni nombrar la bicha, no vaya a ser que les espante. Piano piano a lontano. Sé que estamos en puertas de algo no precisamente catastrófico. Algo intuyo pero no acabo de pillarlo.
    Cristina en Bilbao llllllllluuuuuuuueeeeeeeevee. A cántaros, toda la tarde (bueno, en mi pueblo cerca de la capital, puntualizo).
    Se suman dos más al apagon de la tele. Y ya van unas cuantas que sumo en mi haber.
    Espirales de energía reparadora, rejuvenecedora e hidratante.

  5. Cristina dijo:

    mmmmmmm.. noto como aumenta la energía en vibración armónica .. y no es locura (al menos de las que etiquetan los profesionales del pastilleo farmacéutico), es un cambio de conciencia, un despertar a nuestra esencia humana y un acceso a nuestro verdadero potencial.
    Apenas os conozco, pero os intuyo desde hace mucho tiempo, mucho antes de que mis letras danzaran con las vuestras.
    Gracias.
    Besos de energía vital

    • hasenroniz dijo:

      Yo también noto algo diferente desde hace unos días, energía positiva a mi alrededor, que hace mucho tiempo que no sentía. Espero que sea el preludio de una auténtica revolución.
      Besos

  6. nadiemejorquenadie dijo:

    Yo también me apunto, pero me intriga este concepto de la desomatización.
    Cris, ya te lo preguntaré personalmente pero si lo ves por aquí, contestalo por favor y ya nos enteramos todos, si no, de todas formas ya te mando el enlace del comentario.
    Abrazos a tod@s.

  7. Cristina dijo:

    Ponedme a mí tambén como apuntada!!!

    Por alusiones directas y aunque trataré de explicarlo mejor a lo largo de las crónicas energéticas que estoy preparando desde el Polo Sur, voy a intentar hacer una síntesis que pueda comprenderse.
    Y creo que lo mejor es con un ejemplo……….
    El miedo es un mecanismo natural propio (al menos) de los animales (entre l@s que estamos incluídos) y actúa como emoción ante un suceso que capta nuestra atención y que implica posible peligro. Genera unos reflejos instintivos (como el reflejo de orientación) y en los seres humanos además valoraciones lógicas o ilógicas, racionales o irracionales, intuitivas o ilusorias. En cualquier caso la mente, se pone en marcha y a través del sistema nervioso central alerta a otros sistemas como en neuroendocrino quien inmediatamente segrega una serie de sustancias (entre ellas adrenalina) que se encargan de generar procesos energéticos para preparar el cuerpo para la “huida-defensa”.
    Por varios motivos, estamos adiestrados para que el miedo nos paralice o para despistarnos o para alimentar más miedo… lo que supone que la adrenalina no se gasta y se queda acumulada en las suprarrenales (en nuestros riñones).
    De esa forma obligamos al organismo a un trabajo inutil (generar adrenalina) y a un trabajo extra (eliminar la adrenalina).Dado que nos alimentamos con mucho miedo nuestras células no son capaces de eliminar toda la adrenalina y ésta degenera y se vuelve tóxica.
    Hemos SOMATIZADO……… una emoción–> un pensamiento–> un desorden fisiológico que con el tiempo va derivando en enfermedad (desde leve hasta muy grave o mortal)
    DESOMATIZAR es actuar sobre el organismo para revertir el proceso. Conlleva aprender a actuar mejor frente al miedo tanto a nivel emocional como mental para, entre otras cosas, no acumular más toxinas. Y a través de varias técnicas bioenergéticas (entre ellas la respiración, la meditación, el biofeedback, el reiki….) actuar directamente a través de la sabiduría de nuestro ADN para eliminar todas esas toxinas y regenerar tejidos.

    Hay que tener en cuenta que la vida es muy sabia y nos va dando la oportunidad de dejar de somatizar y empezar a desomatizar. Por eso vivimos en un mundo donde continuamente nos llegan noticias de miedo, reales o de ficción (da un igual que sea una peli, un cuento de ogros infantiles o una noticia manipuada o conspiranoica)… Nos llega miedo, muuuuuuuuuucho miedo………
    Viene bien unos conocimientos básicos de inteligencia emocional. Pero sobre todo lo que resulta imprescindible es una buena CONCIENCIA de qué somos, dónde estamos y hacia dónde queremos ir. Un viaje hacia el interior para:

    1.- darnos cuenta de que es una oportunidad para no somatizar
    2.- observarnos
    3.- sonreir y agradecer el aprendizaje de cada día
    4.- aceptar que podemos sentir dolor físico y respirar tranquilamente para no pensar en el dolor sino en la satisfacción de eliminarlo (el cuerpo empieza a generar analgésicos naturales por sí mismo)
    5.-pueden darnos ganas de llorar… hagámoslo con una sonrisa de felicidad. Reir y llorar a la vez genera sensaciones extásicas mmmmmmmmm 🙂 Las lágrimas alivian, la risa nos acerca a nuestra alegría natural.

    Dado que nos han manipulado para somatizar y generar aún más tóxicos con los productos farmacológicos (que nos venden como “solución” jejeje.. ), nuestra inconsciencia incompetente (la adiestrada) tratará de seguir con la inercia. Por eso las primeras desomatizaciones son casi las más importantes, porque nos ayudan a conocernos mejor, a asumir el compromiso con nuestra vida, a dar más lucidez a nuestra consciencia, a aumentar nuestra conciencia… en definitiva, es el punto de inflexión (véase poema Zeny en caballos y unicornios jijiji)

    Una música relajante, un baño con aceites esenciales, flores de bach, técnicas de respiración y relajación, meditaciones, visualizaciones, pasear por la naturaleza, comer cada vez más sano, dejar de ver tv… .. y en definitiva, sacar de la jaula a nuestra creatividad y explorar QUIEN SOMOS….. desde luego nadie mejor que nadie… pero con un poder tan inmenso que a veces hasta sentimos vértigo cuando vamos profundizando en nuestro unvierso interior.

    Miedos, rabias, tristezas, culpas, castigos, competitividad, hostilidad, ira, agresividad, lujuria (sexualidad insana, pornográfica…), pena, frustración, indefensión, ansiedad, …. ufffffffffff.. hemos somatizado muuuuuuuuuuuuuuuuchas cosas…….

    Hay muchas téncicas para desomatizar cada día un poquito y hay otras que nos permiten desomatizar grandes cantidades en poco tiempo. Las primeras van suavecito y son por las que hay que empezar. Las otras, son técnicas de catarsis que requieren al principio estar “bien acompañado” e ir aprendiendo a hacerse autocartarsis.

    Deseo haber podido ofreceros un hilo conductor al proceso que, en mi opinión, es uno de los más primordiales si lo que deseamos es dejar de vivir en espejismos y alcanzar a experimentar la creatividad del significado de nuestra vida.

    Con todo mi cariño, mis apuntes son vuestros, mis querid@s compañer@s de pupitre.
    Namaste

  8. Cristina dijo:

    Ah! algo muy importante….

    Somatizamos porque no “enseñan” a no descubrir nuestro verdadero potencial individual y colectivo. … Desomatizamso cuando nos quitamos “esas etiquetas”.

    Besos de colores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s