LA GRAN SEQUÍA

Ahora que ha empezado por fin a llover parece que en serio después de muchos meses de sequía, curiosamente tras el anuncio de nuestro gran presidente Zapatero de que la base de Rota va a ser utilizada para la ‘Guerra de las Galaxias’, cual si fuese el final de un chantaje, que para eso también sirve el control del clima, ya apenas nos acordamos de en qué consiste realmente una sequía, pues no hemos padecido sus rigores. Pero, no quería hablaros de este asunto moderno, sino de un descubrimiento realizado en 1970 por los científicos que iban a bordo de un buque de investigación, el Glomar Challenger, equipado para perforar filones de vetas minerales en el fondo marino.

Con el propósito de estudiar la geología marina, encontraron varias capas de depósitos de evaporitas con alrededor de un kilómetro de grosor, bajo las rocas sedimentarias del mediterráneo. Las evaporitas son rocas sedimentarias formadas por depósitos de las sales disueltas en aguas marinas o de una laguna, después de la evaporación de éstas, y se componen principalmente de sulfatos y cloruros alcalinos o alcalinotérreos.

Pues bien, tales formaciones masivas de evaporitas descubiertas en el fondo del mar sólo podían tener una causa: la evaporación de todo el Mediterráneo en un pasado remoto. Y esa parece ser lo que ocurrió hace cerca de seis millones de años, cuando un periodo particularmente seco hizo descender el nivel del mar y cortó la conexión con el Atlántico a través del angosto estrecho de Gibraltar, convirtiendo al Mediterráneo en un mar interior.

Sin el abastecimiento de los océanos del planeta, las aguas del Mediterráneo se fueron secando poco a poco, transformando la cuenca en un desierto árido cubierto de inmensas capas de yeso natural y otras sales de evaporitas, un episodio que se conoce con el nombre de crisis de salinidad del Messiniense o del Mioceno tardío.

El fondo de ese desierto descendió dos mil metros bajo el nivel medio global del mar; los ríos afluentes de Europa y Asia se enfrentaron a desniveles enormes en la árida costa y cavaron profundas gargantas en las rocas. Hace alrededor de cinco millones de años, el dique de Gibraltar parace que se quebró y se abrió de nuevo, con lo que la avalancha de agua vertida por el Atlántico en aquella alberca vacía debió ser descomunal; pudo ser cien veces mayor que las actuales cataratas Victoria, abasteciendo la cuenca mediterránea a razón de unos cien kilómetros cúbicos de agua por día, hasta llenar de nuevo el mar en un plazo de alrededor de un siglo.

Todos conocemos los numerosos mitos referentes a un diluvio universal. Pero, también los hay que hacen referencia a una terrible inundación que arrasó todo lo conocido entonces. Si pudiera demostrarse de alguna manera que esos mitos tienen alguna relación con este episodio, significaría que había ‘alguien inteligente’ sobre la Tierra hace cinco millones de años, que hubo civilizaciones mucho más antiguas de los que nos dice la versión oficial sobre el origen del hombre.

Otra pregunta que me viene a la cabeza sin esfuerzo: ¿tuvo quizás algo que ver este episodio traumático con la desaparición de la Atlántida? Para quienes la han situado en el ámbito del Mediterráneo aquí tienen un argumento científico para explicar su desaparición. Los mitos explicados a través de la investigación científica, como el mito de Troya y su destrucción, que ya nadie duda de que fue real, deberían hacernos replantear muy seriamente las versiones oficiales de la historia de la Humanidad.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a LA GRAN SEQUÍA

  1. Cristina dijo:

    Inundad@s y ahogad@s en una macedonia de mentiras enormes tapando la historia de la Humanidad.
    Sé que desandaremos el tiempo y llegaremos a contemplar el pasado. Mientras eso ocurre se está escribiendo la Historia presente. Tus palabras son fértil aguan de lluvia, manantiales de vida para el pasado, el presente y el futuro.
    Un abrazo

  2. lalunagatuna dijo:

    Heinrich Schliemann descubrió Troya, tú nos estás descubriendo otras maravillas. Permíteme que te recomiende dos libros de Indro Montanelli: la historia de Gracia y la historia de Roma, seguro que te lo pasas bien. Seguro que las Inteligencias anscestrales que nos nombras siempre se deben de tirar de los pelos…
    Abrazos

    • varín dijo:

      ya sé que has estudiado sobre ello,
      pero discrepo:
      Troya no ha sido descubierta, al menos no la de la guerra, que obviamente no debió ser por una mujer, ya que ni si quiera han buscado en el lugar adecuado,,
      Busca ( y ojalá tengas éxito, en cuyo caso házmelo saber ) “where Troy once stood” por Wilkens, Iman J. ( mira acabo de ver que ya está más asequible en reino unido ( hace meses sólo estaba en usa y australia y todavía más caro); también dejé en estas páginas en algún comentario parte de cierto análisis al respecto por quién me dió a conocer la existencia de ese libro y de esa teoría, que en mi ignorancia me parece bastante bien sustentada, no encontrando sustento en cambio en la historia oficial;; es asombroso que un libro tan interesante ( y que supuestamente tuvo una reedición en este siglo ) esté tan escondido y tan difícil de encontrar; ¿por qué será ? )

      Amigo Inquirer, sé que soy un pesadete, pero espero sepas perdonármelo

      Abrazos ( hoy estoy muy cabizbajo,, hecho un lío, y sin decidirme a qué tipo de acción tomar,, ya veremos cómo se desarrollan los acontecimientos, y si mi situación cambia, intentaré avisaros antes

      • hasenroniz dijo:

        Me refería al hecho de que los mitos tienen una base real muy clara, aunque no lo quieran reconocer, independientemente de dónde estuvo Troya, que yo tampoco tengo muy claro que el descubrimiento de Schliemann fuese la verdadera Troya.

        Ánimo tío, no tires la toalla, mantente activo y tira palante.

        Un fuerte abrazo

  3. lalunagatuna dijo:

    Gracias por la aclaración, buscaré, fijate que estaba convencida…
    No te rompas la cabeza.¿leíste mi comentario?
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s