LOS MEAKAMBUT

Los ‘meakambut’ son una tribu, aún nómada, que vive en las montañas de Papúa-Nueva Guinea. Su futuro no es muy halagüeño; o bien la desaparición por no poderse adaptar a los cambios vertiginosos y destructivos de su ecosistema (cada vez tienen más problemas para encontrar piezas de caza que antes abundaban), o bien su transformación al sedentarismo, lo cual implicaría también la desaparición de gran parte de su acervo cultural ancestral, sobre todo en lo referente a sus creencias, como ya ha ocurrido en tantas ocasiones a lo largo y ancho de nuestro desconcertante mundo.

Básicamente, los meakambut creen en un espíritu de la tierra, al que denominan Api, el cual, en el comienzo, llegó a este lugar, cuyos ríos estaban llenos de peces y la selva, de grandes palmeras, estaba repleta de cerdos salvajes. En cambio, no había personas. Api pensó que era un buen lugar para los seres humanos y abrió una grieta en una cueva. De esa grieta comenzaron a salir los ‘awin’ primero, para después hacerlo los ‘imboin’ junto a otros grupos; finalmente, lo hicieron los ‘meakambut’. Todos iban desnudos y salían a la luz natural con gran esfuerzo, como si de un parto se tratara. Después de que hubieron salido los meakambut, Api decidió cerrar la grieta, quedando más gente dentro en total oscuridad.

Todas las tribus que consiguieron salir buscaron sus refugios en las rocas de las montañas, donde fabricaron hachas de piedra, arcos y flechas, alimentándose con la abundante caza que había entonces. No existía el odio, ni matanzas, ni enfermedades. La vida era tranquila y maravillosa y los humanos siempre tenían el estómago lleno. Esta es una referencia más al paraíso terrenal que existió antaño y que nos recuerdan casi todas las culturas del mundo a través de sus creencias religiosas o de su acervo mitológico.

Dicen los meakambut que entonces, los hombres y las mujeres vivían en cuevas separadas. De noche, los hombres se reunían para cantar en una cueva especial. Un día, un hombre fingió que estaba enfermo y se quedó solo en su cueva, mientras los demás iban a cantar. Y cuando los oyó cantando, se metió a escondidas en la cueva de las mujeres y copuló con una de ellas. El más listo del corral había encontrado una nueva forma de diversión.

Al regresar el resto de los hombres, notaron que algo había ocurrido. Uno empezó a sentir celos (o envidia), otro odio, un tercero, ira, y un cuarto, tristeza. En ese momento, los hombres aprendieron todo lo malo. Fue también entonces cuando empezó la hechicería.

Si establecemos un paralelismo con la religión cristiana, se puede establecer que para los meakambut el ‘Pecado Original’ lo cometió un hombre al copular con una mujer, engañando a sus semejantes a los que quebró su confianza, aflorando en ellos todas las malas pasiones humanas que, hasta entonces, permanecían latentes y que, después, conformarían lo que ha sido denominado como ‘Pecados Capitales’. El Bautismo cristiano no debería, por tanto, ser otra cosa que la promesa de cada individuo de no engañar a los demás (no volver a cometer el Pecado Original, a raíz de los cuales empiezan todos los males), de ganarse la confianza de los que le rodean, para que en su entorno se eviten los casos de envidias, celos, odios, violencias… (es decir, los Pecados Capitales consecuentes).

Asunto resuelto. Gracias a los meakambut que, me temo, pronto desaparecerán, dejándonos, eso sí, esta historia mitológica tan estupenda que añadir a la memoria colectiva de toda la Humanidad. Va por ellos.

Por último, una pequeña maldad de mis elucubraciones personales: quizás pudo Api venir de las estrellas, de otro planeta habitado, y vio que este era perfectamente habitable, pues tenía agua, vegetación, animales…, y decidió repoblarlo con diferentes razas de humanoides (las tribus de que nos hablan los meakambut que fueron saliendo de la grieta o portal espacio-temporal). Lógicamente, los Api siempre han estado aquí, vigilándonos, quién sabe si ayudándonos, o bien manteniéndonos esclavos de ellos… Ya he avisado que era una maldad que se me ocurre para encontrar explicaciones a este mundo tan desconcertante que nos ha tocado ‘disfrutar’.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mitología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a LOS MEAKAMBUT

  1. Dominique dijo:

    Muy listo el meakambut de marras, al menos era una reliíón no machista…un punto a su favor. Pero si no había descendencia ·cómo podían perpetuar la especie?. Pero no importa que sea una manzana, una cópula o cualquier otra cosa, a la larga el ser desata siempre sus bajezas…Una pena.
    Gracias por este aporte, ¿para cuándo el libro?
    Abrazos.

  2. Cristina dijo:

    Distintos tipos de humanoides.. sí.. tiene sentido, la verdad.

    Son muchas las historias que recogen mitos con ingredientes comunes. Son muchas las historias que hablan de la historia del hombre y son muchos los condicionantes sexistas del lenguaje que hacen que se hable poco de la historia de las mujeres. O bien somos una costilla o algo que está ahi para copular. Y encima el ejercicio de la cópula no se libra de grandes problemas, entre ellos el exceso o la escasez de deseo y de placer.

    Amigo Has… ¿hay algún mito que hable de la historia de las mujeres por sí mismas?
    Algo falta en la historia, algo quiere esconder la historia para ponernos en el origen de la perdición, dejarnos mudas o integradas como hombres. Y no lo somos.
    Desde luego, el mundo tiene un gran problema sexual.

    Besabrazos naturales.

    • hasenroniz dijo:

      Hay muchos mitos sobre las mujeres, pero efectivamente, todos están manipulados por los hombres y han sido creados para definir lo malas que son; alguna razón habrá para ello, que a mí se me escapa, pero puede tener relación con denigrar aquello que se teme, simplemente porque es mejor… Pasa mucho en la vida real: el que muestra aportar cosas interesantes y ser más inteligente que los demás, es insultado y marginado de la mediocridad, y así nos luce el pelo. Puede que esto es lo que haya ocurrido con las mujeres, siempre marginadas porque son más inteligentes que los hombres.
      Besabrazos Cristina

      • Cristina dijo:

        Las propiedades del oxígeno, las propiedades del hidrógeno… y juntos hacen agua
        Si metemos el carbono por medio, logramos un gas tóxico y lípidos insolubles…
        Es un simple ejemplo metafórico, parabólico o hiperbólico…

        La lucha por ser más y mejor nos separa y nos vuelve tóxicos y grasientos, insolubles.
        Individualmente somos inteligencias diferentes. Juntas … ¿te imaginas? 🙂
        Besabrazos de Inteligencia Natural

      • hasenroniz dijo:

        Bonito ejemplo metafórico.
        Así debiera ser, unir, sumar para progresar; en cambio, siempre ha predominado la división, la desunión, como si a alguien no le interesase ese progreso del ser humano. Definitivamente, no hagámosles caso.
        Besabrazos

  3. Los Meka van a disfrutar de excelentes vistas desde su presente. Así lo reza el pasado, y ese está contado para los Amos. Sufrieron por entrar en contacto con el mundo de los Amos, pero eso también les salvó la vida:

    Expediente: 49393/332/2023
    Instructor: El Ministerio Fiscal
    Contra: xxxxxxxxxxxxxxxxxx

    Extracto de la vista del 23 de febrero del 2024, vista celebrada en los juzgados especiales contra el econocidio, búnkeres de reclusión en la Antártida bloques 45 al 50, nave 18, sala 11.

    Mf= Ministerio fiscal
    Ac1= Acusado uno
    Ac2=Acusado dos
    Ac3=Acusado tres
    T1=Testigo uno
    T2=Testigo dos
    J=Juez

    Acta octava, interrogatorio segundo. En el estrado el acusado xxxxxxx.

    El resto del espectáculo jurídico jurásico aquí:

    http://sombrasbaul.wordpress.com/2012/02/05/de-los-anales-de-la-justicia/

    No dejes pasar la ocasión durante tu presente, de encargarte en situarle el pasado adecuado a cada monstruo.

    Abrazos, espirales,

    Miguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s