DERRIBOS ARIAS

Ocurrió hace treinta años. ¡Cómo pasa el tiempo! En 1982, irrumpió en la escena musical española un grupo denominado Derribos Arias; no sé si alguno de los que me leéis habitualmente se acordará todavía; supongo que únicamente nos acordaremos los que tenemos cierta edad, y con mucha dificultad.

El grupo se mantuvo con bastante éxito durante dos años (1982 y 1983), gracias a varios singles y maxis, y un único álbum que llegaron a grabar. El verdadero catalizador y principal responsable de todo aquello, el alma del grupo, era Poch (I. Gasca), que, según su compañero en aquella época, Alejo Alberdi, era “extravagante, pintoresco, excesivo”, pero también “un excelente compositor, un guitarrista intuitivo y original como pocos, y un intérprete dotado de un extraño magnetismo, cualidades que no todo el mundo supo apreciar en su momento”.

Después de quince años, en 1996, el mencionado Alejo Alberdi, que manejaba en su día la caja de ritmos, un Korg monofónico y una Telecaster, decidió editar un CD recopilatorio del grupo, que contenía casi toda su discografía, 17 canciones, además de tres canciones del segundo LP de Poch en solitario, de 1988. En el interior, resumía Alejo Alberdi lo que fue Derribos Arias, de la siguiente manera:

“La mayor virtud que tuvo el grupo fue la de mezclar sin autocensuras ni prejuicios todo tipo de estilos aparentemente incompatibles: Onda Siniestra, Bubblegum, Psicodelia, Pop, Punk, Rock Alemán y Disco. Derribos Arias era como una esponja que absorbía todo para luego regurgitarlo. De ahí la incapacidad de los críticos para etiquetar nuestro trabajo y de ahí también su desconcierto a la hora de valorarlo. Aunque esta ausencia de criterio a la hora de juzgar la música del grupo fue probablemente nuestro peor defecto. La autoindulgencia y la irregularidad son pecados veniales y casi inevitables cuando uno empieza, pero se convierten en un pesado lastre cuando tienes que responder a las expectativas creadas ante un público que ha comprado su entrada o su disco. Cuando conseguimos paliar esos defectos, el interés de medios y público se había enfriado y la disolución no se hizo esperar”.

Es decir, que si quieres triunfar en este mundo, debes cumplir las expectativas de los demás y no las tuyas propias, no puedes ser un outsider que quiere hacer lo que le gusta en cada momento; te tienes que amoldar a los cánones oficialmente establecidos por el stablishment de cada época, a sus reglas, a sus etiquetas, sin salirte ni un ápice del camino… su camino.

Si tienes ganas, puedes escuchar, por ejemplo en YouTube, con la mente despejada y bien abierta, las siguientes canciones de Derribos Arias:

1. “Branquias bajo el agua”. Tiene un comienzo fantástico, que podría firmar cualquier grupo pop moderno, y un predominio del bajo y la batería que le dan una fuerza impresionante, y que ha resistido perfectamente el paso de nada menos que 30 años.

2. “A-Flúor (Versión Maxi). Es decir, versión extendida, con un comienzo también muy curioso, de menos a más, con una guitarra española y después una potente base rítmica y una desgarradora guitarra eléctrica que le da un cierto toque gótico, que haría seguramente furor entre las hijas de Zapatero. Una canción muy higiénica, que sería muy recomendable para poner en todos los comedores de los colegios de nuestro país (o incluso dentro de la asignatura esa de la Ciudadanía).

3. “Tupés en crecimiento”. Estribillo melódicamente muy bonito, sonido limpio y muy buena producción.

4. “Lo que hay”. Crítica a la música disco de la época, con base rítmica potente y monótona e inclusión de sonidos raros para ridiculizarla.

5. “Aprenda alemán en 7 días”. Divertida. Sonido diferente, con aceleración del ritmo a los 3 minutos para finalizar poco después.

6. “Disco pocho”. De nuevo una crítica a la música disco de la época, a modo de segunda parte de “Lo que hay”, pero con más marcha.

Muy interesantes y recomendable su audición las de Poch en solitario, de 1988, “Viaje por países pequeños” y “Un poco shiego”.

Quizás me haya vuelto un poco loco, alguien lo estará pensando ahora mismo, pero quería aprovechar para dedicar esto a todos aquellos que lo intentaron, que se quedaron olvidados por el camino, pero que nos aportaron un pequeño legado de creatividad y originalidad que deberíamos tener siempre presente dentro del acervo cultural del ser humano, que es lo que más nos diferencia de los demás animales y, por tanto, lo que más deberíamos valorar.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s