PARACETAMOL

El paracetamol es uno de los medicamentos más utilizados contra el dolor en general y la fiebre. ¿Quién no ha recurrido a él en algún momento en que simplemente tenía alguna pequeña molestia, y así se olvida de tener que intentar descubrir las causas reales de esas molestias para solucionarlas directamente y evitarlas en el futuro?

Bueno, el caso es que hace no mucho se publicó un estudio en ‘Hepatology’, realizado por un equipo de gastroenterólogos, durante 7 años, con personas aquejadas de insuficiencias hepáticas que acudieron a una veintena de centros estadounidenses de trasplante. Según este estudio, en el año 2003, el paracetamol era responsable del 51% de los problemas hepáticos analizados. Esto corresponde a miles de personas que no saben que pueden tener este tipo de problemas, con unas probabilidades tan altas, cuando toman esta sustancia sin control, como es habitual.

El estudio, además, señala que el 27% de las personas que tomaron sobredosis de paracetamol fallecieron y que al 8% tuvieron que trasplantarles el hígado. Hay que tener en cuenta que el 48% de esas sobredosis fueron accidentales y no había intenciones suicidas. Esto sí que me parece verdaderamente alarmante y totalmente desconocido por los consumidores.

También desconocen muchos consumidores que el paracetamol no puede mezclarse con muchos fármacos ni con alcohol, ni por supuesto que el consumo de tan sólo 7,5 mg diarios ya es peligroso si se ingiere durante varias semanas.

En España, como somos así de listos y nos da todo igual, el paracetamol se vende sin receta y es el analgésico y antipirético más empleado. No es de extrañar, pues, que se haya convertido en la primera causa de intoxicación farmacológica en niños. En adultos, también ocupa uno de los primeros lugares en sobredosis, tras las benzodiacepinas y los antidepresivos.

Como siempre en estos casos, harán falta muchos más estudios para demostrar que el paracetamol tiene más defectos que virtudes y que no se justifica su uso como medicamento contra los síntomas; en cambio, únicamente fue necesario un estudio para su comercialización, precisamente el de una multinacional farmacéutica interesada solamente en ganar el máximo de dinero posible, y si es a costa de empeorar un poco más nuestra salud, pues negocio redondo…

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Salud y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s