VACUNAS INNECESARIAS

Si después de leer mi anterior post sobre el estudio que relaciona un mayor número de vacunas con una mayor mortalidad infantil durante el primer año, algún desalmado se siente tentado de afirmar que esas vacunas han salvado más vidas de las que han destruido y que, por tanto, es un peaje necesario y justificado, pues que sepan que se acaba de publicar otro estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard con el que se demuestra que la lucha del cuerpo humano contra un virus no precisa de mecanismos de adaptación y creación de anticuerpos, sino que es suficiente con el sistema inmune innato.

El trabajo mencionado rebate claramente la teoría en que se basa la supuesta efectividad de las vacunas de que para prevenir posibles infecciones de un microbio es necesario inocular antígenos junto a otras sustancias químicas en forma de vacunas.

Es decir, que los defensores de las vacunas se están quedando sin argumentos y cada vez queda más claro que no deja de ser más que un criminal negocio en el que muchos participan a sabiendas y otros muchos por dejadez a la hora de informarse correctamente, que para el caso es parecido.

Puede que, después de todo, ganemos finalmente la batalla. La situación se está volviendo poco a poco insostenible. Por ejemplo, hay una sentencia en Italia que considera probada la relación entre la vacuna triple vírica y el autismo. Si los padres estuvieran realmente bien informados de los efectos secundarios de las vacunas, ya ampliamente demostrados, no haría falta ni retirarlas del mercado, pues casi nadie se las pondría a sus hijos.

Pero, por otra parte, las multinacionales farmacéuticas están tan desesperadas por conseguir beneficios altos a corto plazo, que se están introduciendo en las grandes empresas para colocar sus productos como sea. Por ejemplo, Gas Natural Fenosa ha ofrecido vacunar del virus del papiloma humano a todas sus empleadas que quieran, en aras de lo que se ha dado en llamar “responsabilidad corporativa”, es decir, para que los consumidores tengamos la conciencia tranquila a la hora de consumir productos y servicios de esas multinacionales tan perjudiciales para el medio ambiente, los derechos humanos más básicos, etc.

Resumiendo, las vacunas no solo son innecesarias para prevenir enfermedades, sino que son perjudiciales para las personas que las reciben, especialmente los niños, que reciben numerosas dosis en los primeros meses de vida, sin que el sistema inmunitario esté lo suficientemente desarrollado como para luchar contra esos elementos extraños que le son inoculados sin ninguna justificación. El que no lo vea todavía claro, que se ofrezca voluntario para los experimentos con nuevas vacunas y… suerte!, que la va a necesitar.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vacunas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a VACUNAS INNECESARIAS

  1. sin encasillar dijo:

    El título de la entrada lo dice todo. Bien puesto¡

    Abrazos

  2. Noventa y 8 dijo:

    Hola, ¿podríais enlazar el estudio de la Universidad de Harvard?. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s