LA TORRE SOLAR DE CABANYES

El coronel de artillería español Isidoro Cabanyes fue realmente el pionero de la tecnología conocida como torre solar, ya que puso en marcha un motor aéreo-solar en Cartagena hace casi 110 años, concretamente el 1 de abril de 1903. En septiembre de aquel año, el sistema fue definido de la siguiente manera:

“El principio del invento está en provocar por la acción del calor solar corrientes de aire cuya fuerza, transformada por un motor, se pueda aplicar a fines prácticos. La base del aparato es un alambrado de hierro muy tupido, la chimenea está formada con postes telegráficos empalmados [como Urdangarin], y sus paredes son de alambre también. El aire caliente determina el funcionamiento de la rueda motriz. La instalación carece de calderas, válvulas, engranajes, etc. y, según su autor, pueden construirse motores de esta clase de cincuenta y aún más caballos”.

El motor aéreo-solar de Cabanyes constaba de una gran chimenea, pintada de negro y abierta por su parte más inferior (a ras de suelo). Se trataba de aprovechar el mismo principio del tiro de cualquier chimenea convencional, y hacer pasar a la corriente ascendente generada por la radiación solar, por una serie de palas que transmitían movimiento a un eje.

Cabanyes, primero en solitario y después junto a Luis de la Mata, fue experimentando y construyendo modelos mejorados y cada vez más grandes, e incluso llegó a emplear su invento en aplicaciones de gran utilidad en la época, como la elevación de aguas para el suministro económico de riegos.

Una vez que murió Cabanyes, el invento cayó en el olvido, hasta que en 1982 se construyó una torre eólico-solar experimental en Manzanares (Ciudad Real), aunque con financiación e ingeniería alemanas. Funcionó sin problemas hasta 1989, en que el experimento tuvo que ser abandonado por los daños causados por una tormenta en los tensores que sostenían la torre, que medía casi 200 metros de altura y 10 metros de diámetro. El invernadero que calentaba el aire que ascendía por la torre tenía unos 46.000 metros cuadrados y el prototipo llegó a producir hasta 50 Kw de potencia eléctrica.

Así pues, teóricamente parece muy posible la obtención de grandes cantidades de energía barata por este sistema. Únicamente necesitaríamos unos enormes campos cubiertos de plásticos u otros elementos transparentes de materiales modernos absorbentes del calor, a modo de colector solar, alrededor de una torre que ejerza de “chimenea”. El aire calentado en este ‘invernadero’ ascendería por el interior de la torre, donde estarían colocados unos aerogeneradores para la obtención de la energía eléctrica. Cuanto más alta fuese la torre, mayor velocidad alcanzaría el aire en su ascenso y mayores posibilidades de aprovechamiento de esa energía. Por eso, en Australia se están planteando seriamente la construcción de torres de este tipo de hasta un kilómetro de altura, que podrían generar más de 40 MW de potencia eléctrica, para una población de más de 100.000 habitantes.

Parece ser que existe también interés aquí por este sistema por parte de varias empresas, de la Universidad de Castilla la Mancha y del Gobierno español, pero me temo que estos 110 años que ya hemos desaprovechado en poder rentabilizar este concepto teórico tan simple, no nos van a hacer reaccionar ahora, y seguramente, los australianos, o cualquier otro país, incluso con peores condiciones climáticas que el nuestro, terminará por desarrollar el sistema, comercializarlo, beneficiarse de él en todos los sentidos, a no ser que alguien lo impidiera mafiosamente, mientras que nosotros tendremos que seguir pagando a Iberdrola y Endesa por su energía cara, porque nunca ha interesado realmente abaratar la producción.

Si se hubiera invertido en este tipo de tecnologías tanto dinero como el que se ha invertido (casi todo público) en la fisión nuclear y como el que se está todavía invirtiendo (casi todo público) en conseguir domar la fusión nuclear, seríamos capaces de generar energía abundante y muy barata, pero… ¿dónde está entonces el negocio?

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ecología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a LA TORRE SOLAR DE CABANYES

  1. nadiemejorquenadie dijo:

    Ya se genera energía abundante y muy barata, pero no para los esclavos, España hace ya que es exportador de energía a Francia Portugal y Marruecos.
    Un abrazo.

    • hasenroniz dijo:

      Este es uno de los temas más complicados para mí a la hora de poder hacer una especie de boicot, de no consumir, para que vean quién manda realmente, pero todos necesitamos energía para nuestras neveras y nuestras bombillas, y pocos son los que realmente podrían ser autosuficientes con placas solares y/o molinos de viento (en una ciudad me parece poco realista); hemos elegido vivir así, y deberemos aguatarnos con las tarifas y los impuestos que quieran ponernos, aunque al menos deberíamos hacerles saber de alguna manera que no estamos contentos con su sistema, y que nos están robando porque lo preferimos a quedarnos a oscuras. Otra cosa bien distinta es criticar a los bancos, que son muy malos, que nos roban, que deshaucian, que hay que salvarlos con nuestro dinero…, pero todos los que se quejan tienen cuentas en ellos, tarjetas de crédito y todo tipo de productos financieros para que esos bancos tan malos hagan negocio con nosotros; eso es, simple y llanamente, hipocresía y personalmente estoy ya bastante hartito de los hipócritas que tan abundantemente me rodean.
      Un abrazo amigo.

  2. varín dijo:

    Pues en muchos países con desiertos y pozos de agua manuales, tanto para riego como para otros usos, seguro que funcionaba estupendamente, pero a quién carajo le importan los países con mucho desierto y que los pozos manuales puedan funcionar con menos esfuerzo? ( aplíquese retórica ).

    También se me ocurren sitios con enormes extensiones del tipo comentado como colector de calor, y la buena idea que sería aprovechar esa cuestión en relación a lo que nos traes, pero de nuevo ¿ a quién carajo……

    Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Así es amigo. Si se hubiesen aprovechado esos 110 años perdidos en el desarrollo de este invento (y tantos otros interesantes que se han quedado por el camino), no habría tanto sufrimiento por el control de las fuentes de energía fósiles como el que ha habido, hay y seguirá habiendo, porque nadie va a presionar para que cambie esto; la mayoría de la gente seguirá queriendo que haya combustible en las gasolineras cada vez que vaya a llenar el depósito, sin siquiera preguntarse de dónde viene o si ha muerto alguien por ello, eso es lo de menos, daños colaterales???
      Un abrazo amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s