LA DOCTRINA DEL SHOCK

Ayer estuve preparando un artículo sobre los templarios que pensaba terminar hoy. Pero, he perdido mi fuente de información principal, así que he tenido que cambiar de planes. Y como acabo de terminar de leer un libro muy interesante, voy a aprovechar para recomendarlo a todo el mundo que tenga ganas de leer algo más de 600 páginas (sin incluir notas ni índice analítico y de nombres), en edición de bolsillo y con letra pequeña.

El libro en cuestión se titula como este post, o viceversa (¿casualidad?), “La doctrina del shock. La historia no oficial del libre mercado”, escrito por Naomi Klein, periodista canadiense, colaboradora habitual de los periódicos The Nation y The Guardian, y autora del superventas a nivel mundial (traducido ya a 28 idiomas) “No logo”, considerado por muchos como la Biblia del movimiento antiglobalización.

En este libro que estoy comentando, Naomi Klein nos muestra cómo el capitalismo moderno se basa en el empleo continuo de la violencia y el terror contra el individuo y la sociedad en general. Se publicita como el único camino verdadero hacia la libertad y, sin embargo, no solo se aprovecha de las crisis para promulgar todo tipo de medidas impopulares de choque económico, sino que incluso promueve y crea esas crisis para beneficio de las elites, que son quienes controlan las multinacionales y los grandes bancos.

Klein nos pone numerosos ejemplos de crisis económicas provocadas (Rusia, Canadá, Tigres Asiáticos…), de dictaduras (Chile, Polonia, Sudáfrica, China…), de guerras (Balcanes, Afganistán, Irak…), de desastres naturales (Tsunami de 2004 en el océano Índico, Huracán Katrina en Nueva Orleans…), en donde se ha aprovechado para enriquecer a empresas privadas con dinero público.

El hilo conductor de todo el relato son las ideas de Milton Friedman y sus seguidores de la Escuela de Chicago, que vienen poniendo en práctica desde hace ya muchos años. En este extracto se resume claramente la idea central dominante: “Durante más de tres décadas, Friedman y sus poderosos seguidores habían perfeccionado precisamente la misma estrategia: esperar a que se produjera una crisis de primer orden o estado de shock, y luego vender al mejor postor los pedazos de la red estatal a los agentes privados mientras los ciudadanos aún se recuperaban del trauma, para rápidamente lograr que las ‘reformas’ fueran permanentes”.

La hipótesis de partida es muy sencilla, pero a la vez muy interesante para intentar demostrarla, y creo sinceramente que lo consigue a través de esas 600 páginas de infinidad de información contrastable. Posiblemente haya algunos errores de percepción de ciertos hechos observados con algunos prejuicios de tipo político, pero en líneas generales se puede concluir que la hipótesis de partida queda tajantemente demostrada.

Y con ello, queda también muy claro que la crisis actual que está padeciendo Europa obedece a los mismos esquemas y, por tanto, con los mismos objetivos que las analizadas en el libro, como muchos de nosotros ya sabíamos o al menos intuíamos. La lectura de este magnífico libro me ha ratificado en la concepción inicial que ya tenía sobre la crisis, y me ha proporcionado más argumentos para poder luchar contra las que vendrán o, por lo menos, para no sufrirlas tanto.

Acudid a una biblioteca a buscar el libro, porque merece la pena hacer el esfuerzo de leerlo, con la mente bien abierta, y sacar conclusiones propias.

TZI

Publicado en Actualidad | Etiquetado , , , , | 52 comentarios

HUMANIDAD Y DIVINIDAD

Comencemos este paseo sin rumbo preestablecido ni meta fija con una cita de Alberto Vázquez-Figueroa: “La inteligencia es un don natural, tal vez de origen divino, que tan solo se le ha concedido a la especie humana. Y, por suerte o por desgracia, no a toda”. Así pues, únicamente el ser humano (una pequeña parte, ciertamente), tiene la característica, posiblemente divina, de la inteligencia. El problema que nos vamos a plantear radica pues en que no todo el mundo posee esa característica, al menos suficientemente desarrollada, de la inteligencia, entendida ésta en todas sus dimensiones de sentido común, capacidad de reflexión y de razonamiento, etc.

En este jardín, podemos ir introduciendo elementos que han ido definiendo al ser humano a lo largo de su historia, mucho más dilatada de lo que nos cuentan y nos quieren hacer creer, y muchas veces lo consiguen, precisamente por nuestra incapacidad de reflexión y de razonamiento, mezclada a su vez con grandes dosis de apatía y desdén.

Existe un proverbio amazónico que dice: “El Demonio, al comprender que nunca vencería a su Creador, decidió propiciar el nacimiento de las distintas religiones con el fin de que combatieran entre sí. Por ello, si intentas imponerme a tu dios por la fuerza, tu dios es falso. El verdadero no necesita tu fuerza para demostrar quién es”. Un proverbio éste, siempre de actualidad.

El gran fracaso de la humanidad radica en que demasiada gente (¿diríamos poco inteligente?) ha creído en demasiados dioses (¿todos diferentes?), porque el eterno, infame y salvaje pecado del fanatismo religioso se transmite de generación en generación, afectando por igual a todos los pueblos y razas.

Todos hemos sido culpables y seguimos siéndolo. Únicamente quienes crean en un ser superior común a todos, que no tiene nombre ni necesita símbolos, serán los que le agradecezcan que nos diese la inteligencia y la utilicen para construir un futuro más justo para los millones de seres humanos a los que matan por igual el hambre y la intransigencia.

Los dioses (que son realmente el mismo) son siempre tolerantes. Los verdaderamente intolerantes son los hombres que se arrogan el derecho de hablar en nombre de Dios. Si empleas las armas para defender al verdadero Dios, le estás ofendiendo, ya que al hacerlo consideras que no es lo suficientemente fuerte como para defenderse por sí mismo.

Para algunos, cuando el Demonio se rebeló contra el Creador, pensó que jamás podría vencerle, así que tomó la decisión de al menos dividir las fuerzas de su enemigo. El poder, la ambición, la lujuria,… no dejan de ser pecados personales, disculpables y pasajeros, así que tentó al hombre con la promesa de que si adoraban a un dios concreto y defendían a toda costa su fe, alcanzarían el paraíso y la vida eterna, algo que nadie le había prometido hasta ese momento. Así, con esta promesa, se propició el surgimiento de las distintas religiones, que no tienen otra razón de ser que conseguir que los hombres se odien y maten en nombre de un determinado dios, olvidando que el verdadero dios no necesita nombre.

Todo esto creen en la Amazonia esos pueblos incultos, perdidos y aislados de la ¿civilización? nuestra, pero que saben emplear la inteligencia, a su manera, y viviendo todavía en armonía con la Naturaleza de la que formamos parte…

No quiero extenderme más y sí terminar con una cita de otro autor, Steve Alten, de su obra “El Testamento Maya”: “Miedo y religión. Religión y miedo. Los dos están entrelazados históricamente. Son los catalizadores de la mayor parte de las atrocidades que ha cometido el ser humano. El miedo al mal alimenta la religión, la religión alimenta el odio, el odio alimenta el mal, y el mal alimenta el miedo entre las masas. Es un ciclo diabólico, y hemos jugado la partida con las cartas del Diablo”.

TZI

Publicado en Religiones | Etiquetado , , , | 24 comentarios

PLUTONOMÍA

Según los analistas de Citigroup, un banco que continuamente se alimenta de fondos públicos, durante treinta años, en un ciclo de préstamos de riesgo, grandes beneficios, quiebras y rescates (y es lo que han hecho muchos otros bancos, casi todos, alegremente durante estos últimos años, llevándonos a la situación dramática actual), el mundo se está dividiendo en dos bloques, la plutonomía y el resto.

Al primer grupo pertenecen Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, cuyo crecimiento económico está alimentado en su mayor parte por la minoría acaudalada; existen asimismo otras islas de riqueza dispersa por el mundo, y todo ello conformaría lo que se puede denominar como plutonomía global.

Según estos analistas de Citigroup, lo que caracteriza a las plutonomías es que hay un número muy reducido de consumidores, pero que tienen unos ingresos desproporcionadamente grandes respecto al resto de consumidores, y que son responsables de la mayor parte del consumo que conlleva al crecimiento de la economía de un país.

Después están los “no ricos”, la amplia mayoría restante, que representan la parte más pequeña de la tarta nacional. Así, calculan estas mentes privilegiadas (preparadas únicamente para robar, cuánto desperdicio de materia gris…), que dos tercios del crecimiento económico mundial son debidos al consumo de las plutonomías (los ricos). Por supuesto, también la mayor parte de los beneficios, se los llevan esos componentes de las plutonomías, con lo que se retroalimentan sin fin, siendo cada vez más ricos y, los demás, cada vez más pobres. Éste es el mundo en el que vivimos.

Para los analistas de Citigroup, la estrategia de las inversiones debe centrarse, por tanto, en los muy ricos, que son los que mueven las cosas. Así, su “cesta de la plutonomía”, como la llaman abiertamente, superó ampliamente el índice mundial de los mercados de los países desarrollados desde 1985. Entonces es cuando despegaban los programas económicos de Reagan y Thatcher, destinados a enriquecer más a los muy ricos.

Esta estrategia de las inversiones es claramente una ampliación de la “regla del 80-20” que se enseña en todas las escuelas de negocios. Es decir, que el 20 por ciento de los clientes proporciona el 80 por ciento de los beneficios, con lo cual, es muy posible que puedas y debas prescindir del 80 por ciento restante, que únicamente proporciona el 20 por ciento del beneficio.

La moderna tecnología de la información (redes sociales, fundamentalmente, que son consideradas como un regalo por la mayoría de la población inconsciente de sus implicaciones reales), permite que las grandes multinacionales identifiquen a los clientes más rentables para proporcionarles un trato privilegiado, mientras ofrecen al resto unos servicios mezquinos, de forma deliberada, produciéndose una especie de “apartheid del consumidor”. Así, este principio de racionalidad económica promulgado por Citigroup se puede afinar más y generalizar a todo el mundo y a todos los ámbitos de la esfera económica.

Está claro que no nos quieren y cada vez nos necesitan menos. Pero, se supone que se enriquecen a nuestra costa, a costa de nuestro trabajo y de nuestro consumo de sus productos. Pienso que es únicamente ahí donde podríamos pararles los pies; que dejemos de trabajar para ellos (creemos nuestras propias empresas, pero no con el objetivo de maximizar beneficios, sino de ofrecer algo diferente a la comunidad) y no consumamos productos de multinacionales, sino de la huerta de al lado, etc. Si conseguimos a cambiar este chip, empezarán a comerse los unos a los otros, y podremos aspirar a la verdadera libertad.

Desde mi atalaya en el monte Zarramonza proclamo a todos los vientos: ¡GUERRA A LA PLUTONOMÍA!

TZI

Publicado en Economía, Política | Etiquetado , , , , | 35 comentarios

EL FRAUDE DE LA GRIPE A

Se ha escrito ya mucho sobre este tema que ocurrió hace algo más de tres años y hay mucha información disponible en la red, como siempre, mucha de ella manipulada y sesgada.

El objetivo de este artículo es fundamentalmente el de servir de recuerdo de lo que ocurrió, lo más objetivamente posible, para que no se olviden las cifras del fraude y así se pueda evitar que nos vuelvan a engañar de nuevo, pues seguramente lo intentarán de nuevo.

Recordemos pues cómo ocurrió todo. El 24 de abril de 2009 el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, el organismo encargado de la vigilancia epidemiológica en EE.UU., alertó de la aparición de un nuevo virus de la gripe de origen porcino que afectaba a México y que había infectado a un grupo de estudiantes estadounidenses.

Tan sólo cinco días después, la OMS declaró el grado 5 de la enfermedad, lo que significaba que el el virus se propagaba fácilmente. Sólo quedaba un nivel, el 6, que corresponde a un a pandemia, y que se declaró el 11 de junio de 2009, ante la certeza de que el virus se propagaba sin freno en América y Europa.

El Director Adjunto de la OMS, Keiji Fukuda, aseguró entonces que un tercio de la Humanidad podría contraer la nueva gripe en el 2010. La gripe A se convertía así en la primera pandemia en 40 años. Así comenzaron ya a meternos miedo.

Ahora bien, la OMS nunca ha explicado que, en realidad, los criterios para definir una pandemia se habían cambiado muy poco tiempo antes, y el término pandemia pasaba a depender casi exclusivamente de la extensión geográfica de la misma, y ya no tenía nada que ver con la gravedad de la misma, como sí ocurría antes. La antigua definición de pandemia se refería a todo nuevo virus que se extendiera rápidamente, para el que no hubiera inmunidad y pudiera provocar una alta morbilidad y mortalidad. Pues bien, las dos últimas condiciones se retiraron, y así la gripe A se catalogó como pandemia simplemente porque se extendió rápidamente por todo el planeta.

Tampoco conviene olvidar que lo que se declaró como pandemia fue la gripe porcina, es decir, que el responsable era un virus que se transmitía de los cerdos a los humanos. Solo que luego se demostró que no era verdad; que ese virus no se transmitía del cerdo al hombre. Así que decidieron que el virus era otro, el mismo N1H1, pero de otra cepa, al que denominaron virus de la gripe A, en lugar de virus de la gripe porcina. Y, a pesar de que la explicación carecía por completo de sentido, la gente se la creyó… ¡porque lo decían los que saben de esto! Y la campaña para meter a la sociedad el miedo en el cuerpo prosiguió. Y la respuesta fue la esperada: los países desarrollados pusieron de inmediato miles de millones de euros a disposición de la industria farmacéutica para que ésta buscara una vacuna salvadora. Y ésta, ávida de dinero fácil, lo prometió: ¡estará para el otoño! Y prometieron que en unas semanas habría ya ¡millones de vacunas fabricadas!

Siempre es bueno tener en cuenta el pasado para no equivocarse de nuevo en el presente. Así que no estará de más recordar el anterior fiasco de la OMS. A finales de septiembre del año 2005, la OMS difundió, a bombo y platillo, la existencia de una nueva epidemia causada por la gripe aviar, y la ONU advirtió que los fallecimientos podrían llegar a los 150 millones de personas en todo el mundo.

El miedo se apoderó entonces de todo el mundo occidental, poco acostumbrado a convivir de cerca con la muerte. En portada, aparecía casi a diario la muerte de animales, pero no por millares. Los titulares hablaban de un loro muerto aquí, otro pájaro allí, y nos hacían temblar con cada cisne muerto, como si nunca nadie hubiese visto una ave muerta. Mirábamos al cielo y nos parecía que las aves eran bombarderos dispuestos a descargar su carga mortal en cualquier momento. Entonces se alertó de una posible pandemia. Y también entonces, como en 2009 con la gripe A, se miró a la industria farmacéutica. Se llegó a hablar de millones de muertos en todo el mundo y se destinaron miles de millones de dólares para la adquisición de millones de vacunas.

En 2009 volvimos a vivir la angustia de la pandemia. Sobre la base de sus propias extrapolaciones, la OMS afirmaba que hasta dos mil millones de personas podrían infectarse en los siguientes dos años, es decir, casi un tercio de la población mundial.

Una de las características de todas estas gripes es que hay algunas personas dedicadas a hacer predicciones año tras año, y cada vez más catastróficas. En cambio, ninguna de ellas se ha cumplido hasta ahora, y a pesar de ello estas personas todavía siguen en sus puestos haciendo predicciones.

La propia OMS sostenía en sus comunicados que la pandemia era moderada y que en la mayoría de los casos se presentaban síntomas leves superables en pocos días. En su desarrollo era bastante parecida a la gripe común, con la que en la mayoría de los casos puede confundirse. Y todo esto sin tener en cuenta que existen más de 200 virus que pueden provocar síntomas parecidos a los de la gripe. Pues bien, a pesar de la clara posibilidad de confundir la gripe estacional o común y la gripe A, la propia OMS descartó enseguida la necesidad de seguir publicando datos confirmados por laboratorio. Así, tanto en España como en muchos otros países, se empezaron a realizar extrapolaciones estadísticas; en España, por ejemplo, la Red de Médicos Centinelas del Sistema de Vigilancia de Gripe, reportan los casos diagnosticados como “síndromes gripales”, sin obligación de hacer un análisis para confirmarlo, y teniendo en cuenta que los “médicos centinelas” cubren solamnente al 2% de la población. Hubo muchas personas que fueron diagnosticadas de gripe A a pesar de que no les habían hecho ninguna prueba de laboratorio. Así que la OMS no estaba recogiendo casos reales sobre la propagación de la gripe A, y el miedo continuaba creciendo.

En agosto de 2010 se dio por finalizado el estado de pandemia, casi 16 meses después de su detección en México; según la OMS, costó la vida al menos a 18.449 personas en 214 países, cuando la gripe estacional mata a más de 500.000 personas al año en todo el mundo.

En España se compraron 13 millones de dosis de la vacuna a 7,2 € cada una, y se pusieron 2 millones, es decir, sobraron 11 millones. El doctor Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial, declaró que “la gripe estacional mata mucho más que ésta, y no se supera el 40% de vacunación. No se entiende, pues, por qué se plantean otras hipótesis cuando la gripe A es más contagiosa pero bastante más benigna”. Sí se entiende, en cambio, si lo que se busca es únicamente maximizar el beneficio económico.

Para concluir, hagámonos una pregunta muy simple: si la gripe A era una pandemia tan temible como repetían sin sentido los medios de comunicación, y a la OMS le preocupaba tanto, ¿por qué no la declaró un problema de salud pública mundial y autorizó la fabricación de medicamentos genéricos para combatirla? La respuesta, para mí, está claramente en la gigantesca cantidad de dinero que antivirales y vacunas reportó a los grandes laboratorios farmacéuticos, después de meter miedo de manera masiva a la sociedad. Hay que reconocer que la pandemia decretada por la OMS, en permanente contacto con la industria farmacéutica, llegó en el momento más oportuno para las grandes multinacionales, esto es, en plena crisis económica mundial y de nuevas ideas. ¿Conocían ya el alcance de la crisis económica que acababa de comenzar, con el consiguiente recorte brutal de sus beneficios, y quisieron crearse un buen colchón para salvarla sin problemas?

No olvidemos nunca lo que pasó, pues volverán a intentar engañarnos.

TZI

Publicado en Salud | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

VACUNAS INNECESARIAS

Si después de leer mi anterior post sobre el estudio que relaciona un mayor número de vacunas con una mayor mortalidad infantil durante el primer año, algún desalmado se siente tentado de afirmar que esas vacunas han salvado más vidas de las que han destruido y que, por tanto, es un peaje necesario y justificado, pues que sepan que se acaba de publicar otro estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard con el que se demuestra que la lucha del cuerpo humano contra un virus no precisa de mecanismos de adaptación y creación de anticuerpos, sino que es suficiente con el sistema inmune innato.

El trabajo mencionado rebate claramente la teoría en que se basa la supuesta efectividad de las vacunas de que para prevenir posibles infecciones de un microbio es necesario inocular antígenos junto a otras sustancias químicas en forma de vacunas.

Es decir, que los defensores de las vacunas se están quedando sin argumentos y cada vez queda más claro que no deja de ser más que un criminal negocio en el que muchos participan a sabiendas y otros muchos por dejadez a la hora de informarse correctamente, que para el caso es parecido.

Puede que, después de todo, ganemos finalmente la batalla. La situación se está volviendo poco a poco insostenible. Por ejemplo, hay una sentencia en Italia que considera probada la relación entre la vacuna triple vírica y el autismo. Si los padres estuvieran realmente bien informados de los efectos secundarios de las vacunas, ya ampliamente demostrados, no haría falta ni retirarlas del mercado, pues casi nadie se las pondría a sus hijos.

Pero, por otra parte, las multinacionales farmacéuticas están tan desesperadas por conseguir beneficios altos a corto plazo, que se están introduciendo en las grandes empresas para colocar sus productos como sea. Por ejemplo, Gas Natural Fenosa ha ofrecido vacunar del virus del papiloma humano a todas sus empleadas que quieran, en aras de lo que se ha dado en llamar “responsabilidad corporativa”, es decir, para que los consumidores tengamos la conciencia tranquila a la hora de consumir productos y servicios de esas multinacionales tan perjudiciales para el medio ambiente, los derechos humanos más básicos, etc.

Resumiendo, las vacunas no solo son innecesarias para prevenir enfermedades, sino que son perjudiciales para las personas que las reciben, especialmente los niños, que reciben numerosas dosis en los primeros meses de vida, sin que el sistema inmunitario esté lo suficientemente desarrollado como para luchar contra esos elementos extraños que le son inoculados sin ninguna justificación. El que no lo vea todavía claro, que se ofrezca voluntario para los experimentos con nuevas vacunas y… suerte!, que la va a necesitar.

TZI

Publicado en Vacunas | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

VACUNAS Y MORTALIDAD INFANTIL

Recientemente, se ha publicado un estudio que relaciona un mayor número de vacunaciones con un aumento en la mortalidad infantil.

En el estudio se tuvieron en cuenta 30 de los países más desarrollados y se dividieron en cinco grupos, según el número de vacunas que reciben los bebés en sus primeros meses de vida:

Grupo 1: Suecia (12 dosis), Japón (12), Islandia (12), Noruega (12), Dinamarca (12) y Finalndia (13).

Grupo 2: Malta (15), Eslovenia (15), Corea del Sur (15), Singapur (17) y Nueva Zelanda (17).

Grupo 3: Alemania (18), Suiza (18), Israel (18), Italia (18), Francia (19), República Checa (19), Bélgica (19) y Reino Unido (19).

Grupo 4: España (20), Portugal (21), Luxemburgo (22), Cuba (22), Austria (23), Irlanda (23) y Grecia (23).

Grupo 5: Países Bajos (24), Canadá (24), Australia (24) y Estados Unidos (26).

El número de dosis de cada país se relacionó con la tasa de mortalidad infantil correspondiente. El resultado fue que, con un 0,0009% de probabilidad de que sea debido a la casualidad, “las naciones que requieren un mayor número de dosis de vacunas para sus bebés tienden a tener una mayor tasa de mortalidad infantil (niños menores de un año)”.

Por ejemplo, Estados Unidos, con 26 dosis vacunales, tiene la mayor tasa de mortalidad infantil de esta lista de 30 países desarrollados: 6,22. Seguido de Cuba, con una tasa de 5,82 y 22 dosis vacunales durante el primer año.

En cambio, los países con menores tasas de mortalidad en el primer año son los que menos dosis de vacunas exigen, como Japón, con 12 dosis y 2,79 de TMI y Suecia, también con 12 dosis y tan sólo 2,75 de TMI.

Por si a alguien le interesa, España ocupa el puesto decimotercero de este terrorífico ranking, con 20 dosis vacunales y una tasa de mortalidad infantil de 4,21.

Los requistos más importantes para la salud de los bebés son obvios: agua potable, una nutrición adecuada, buenos servicios de saneamiento y un mejor acceso a la atención sanitaria, con lo cual no se entienden las razones por las que los países subdesarrollados se empeñan más en derrochar en vacunas que en mejorar estos aspectos basicos, a no ser, claro está, el enorme negocio que suponen las vacunas…

En el estudio también se significa una de las razones de por qué no se relaciona la mortalidad infantil con la vacunación: “…Esas naciones deberían prestar más atención a las tablas de mortalidad de sus bebés para determinar si algunas muertes están posiblemente relacionadas con las vacunas aunque se las reclasifique bajo otras causas. Porque a pesar de que el aumento de la mortalidad infantil parece asociarse a las vacunas los médicos que certifican esas muertes tienden a clasificar erróneamente la causa como neumonía”.

También concluye el estudio que “es esencial una inspección más cercana de las correlaciones (toxicidad bioquímica o sinérgica) entre las dosis de vacunas y las tasas de mortalidad infantil. Todos los países (ricos y pobres, desarrollados y en desarrollo) tienen la obligación de determinar si sus programas de vacunación están logrando los objetivos deseados”. Tan obvio como nada tenido en cuenta.

Tenemos un diferencial con los países de menor TMI, como Suecia o Japón, de más o menos un punto y medio. Seguramente, nuestros médicos-pediatras nos dirán que nuestro sistema sanitario no tiene nada que envidiar al suyo, así que parece una perogrullada que todo ese diferencial sea debido a los efectos de las vacunas en los bebés. O quizá es que nuestros médicos sean muy malos con respecto a los suecos… ¡je!, pillados por los huevos.

Bueno, no quiero aburriros más, ya que estaréis más que hartos de haber escuchado referencias de este estudio en todas las cadenas de TV y radio y haberla leído en todos los diarios y revistas periódicas de actualidad, ya que, como todo el mundo sabe, lo que prima es la información veraz y contrastada para que todo el mundo pueda ser libre de elegir con total libertad.

Yo, lo que auguro es un aumento de las vacunaciones, tanto infantiles como, sobre todo, en los adultos para aumentar los parcos beneficios de las multinacionales farmacéuticas y de todos los que les siguen el juego, un juego detestable que supone la muerte de muchas personas inocentes, en este caso de muchos niños cada año, y eso que somos la cumbre de la evolución animal; más bien, con la aparición del ser humano sobre la faz de la Tierra comenzó la ‘involución’, que puede ser más catastrófica que la caída de un gran meteorito.

TZI

Publicado en Vacunas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

ASÍ FUNCIONA LA FARMAFIA

Veámoslo a través de un ejemplo, con esta carta al director de la revista Discovery DSALUD, publicada el año 2005:

“Sr. Director: el pasado 1 de diciembre estuvo en La Coruña el médico e investigador colombiano Manuel Elkin Patarroyo (premio Príncipe de Asturias de investigación y autor de la primera vacuna de síntesis contra la malaria) para dar una conferencia en el Rectorado de la Universidad. Y como suele ser habitual en este tipo de eventos el ilustre conferenciante ofreció una rueda de prensa donde habló claro y rotundo: ‘Fui un alma cándida al donar mi invención a la Organización Mundial de la Salud (OMS). No volveré a repetir ese error. Sólo ha servido para que esté guardada en un cajón. Yo no estaba dispuesto a que se especulara con una medicina de pobres y para pobres, pero la OMS ha entrado en el juego de las multinacionales. Me arrepiento de lo que hice y no volveré a repetirlo. Mis nuevas investigaciones serán para la humanidad. Lo que hice sólo sirvió para que las multinacionales hicieran una mala copia y la comercializaran a más de veinte dólares cuando la mía saldría a 25 céntimos’. Entonces se le preguntó cuántas personas se salvarían al año si la OMS comercializara y distribuyera su vacuna. ‘Más de un millón al año’, respondería. ¿Le han puesto zancadillas?, se le preguntó. ‘Siempre hay quien te pone palos en las ruedas. Hace cinco años perdí el instituto y en un mes había diez instituciones cargándose mi trabajo de veintisiete años’.

“Señor Campoy, estoy seguro de que usted y los lectores apreciarán las manifestaciones de tan ilustre personaje. Admite el Dr. Patarroyo que fue ingenuo por donar su vacuna a la OMS. Hay que creérselo. Hace bastantes años la OMS fue secuestrada por las multinacionales farmacéuticas y sólo sirve para justificar que las epidemias y pandemias existen. Hoy la salud es negocio, cotización en bolsa… y los muertos, aunque sean millones, son parte del negocio. El terrorismo científico es negocio, las guerras e invasiones de países para saquearle sus recursos son negocio. Cuantas más epidemias, hambre, miseria y analfabetismo más esclavitud y posibilidades tienen las grandes corporaciones petroleras, químicas y farmacéuticas para desencadenar las distintas variantes de guerras criminales contra los pueblos oprimidos. Ahí está la realidad aprovechándose de la ignorancia de las masas. Al propio doctor Patarroyo le privaron de su instituto con la complicidad de diez instituciones del ámbito de la salud a pesar de ser un premio Príncipe de Asturias… otorgado, eso sí, por un país en el cual la malaria es literatura médica, no hay consumidores ni afectados y, por tanto, no hay negocio e intereses en torno a esa pandemia en nuestro mercado farmacéutico. Por eso ha colado el premio a Patarroyo. Pero estoy convencido de que si mañana se decidiese a investigar en nuestro país en el ámbito del SIDA o del cáncer, la Sagrada Congregación de la Fe Oncológica enviaría a dos de sus miembros a testimoniar como peritos ante cualquier tribunal tras buscarse un testaferro que le denunciase por tratarle de algún tumor invisible. Y terminaría siendo compañero de celda del Dr. Amat por investigar lo no investigable. Porque como Ud. bien sabe, el cáncer y el SIDA sí cotizan en nuestro país. La prensa española se hizo eco hace poco de lo dicho por Mariano Barbacid sobre que hay en nuestro mercado farmacéutico nada menos que cuatrocientos cincuenta fármacos para tratar el cáncer, pero del nulo éxito de sus resultados terapéuticos y de las decenas de miles de personas que mueren cada año a pesar de ellos no dijeron ni una palabra. Saludos.”

La carta es de Manuel Guerra Ferreira de Vigo (Pontevedra), que parece tener las ideas muy clara sobre la industria farmacéutica y sus intereses reales.

Está claro que la salud es un gran negocio, en forma de enfermedades, en forma de pandemias, reales o fictíceas, como la famosa gripe A, ‘creada’ precisamente desde la propia OMS, para engordar a esas multinacionales farmacéuticas. ¿Cuál será el próximo capítulo de esta serie esperpéntica y criminal de la FARMAFIA? Próximamente en tu hogar, por mucho que te resistas…

TZI

Publicado en Salud | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

UNA BUENA LIMPIEZA

Está constatado, aunque la mayoría de los médicos no quieren darse por enterados, básicamente porque ya no tendrían sentido sus privilegios, que muchas enfermedades están causadas por un déficil de vitaminas, minerales (sobre todo, oligoelementos) y ácidos grasos esenciales. Y las causas de este déficit pueden ser muy diversas, aunque pueden resumirse en una alimentación rica en productos refinados, a la pérdida de vitaminas y minerales en los alimentos actuales, a los modernos métodos de conservación de los alimentos, a la desnaturalización de las moléculas en los procesos de preparación al elevar excesivamente su temperatura… En definitiva, a la carencia en muchos de los alimentos que ingerimos de los nutrientes que de forma natural debería haber en ellos.

A todo esto hay que añadir la poca cantidad de agua que ingerimos y la acumulación en el organismo de toxinas y productos químicos, especialmente metales y pesticidas agrícolas. Pero, también está comprobado que elementos tan distintos como la contaminación (campos electromagnéticos, radiaciones ionizantes y no ionizantes, hidrocarburos, etc.) y el estrés inciden en el mismo sentido.

En fin, todo esto ya lo sabemos de cada vez que vamos al médico de cabecera porque llevamos varios días con dolor de cabeza; nos lo cuentan con todo lujo de detalles, advirtiéndonos de que no tomemos Paracetamol porque puede provocarnos más problemas, incluso la muerte, que soluciones. ¿Tu médico no actúa así? ¿Y aún acudes a él? Yo prefiero quedarme en casa con mi dolor de cabeza (a no ser para que me dé la baja, pero como ahora estoy desempleado…je).

Está bastante claro que todos estos problemas están muy estrechamente relacionados con el tipo de vida que llevamos, tan acelerado, supuestamente tan de alta calidad como nos quieren hacer creer y como casi todo el mundo, de hecho, se cree.

El tema de las carencias mencionado es muy importante porque pueden conducir a una notable disminución metabólica de las actividades enzimáticas que tienen lugar en el interior del organismo, y ello, a su vez, a la formación de radicales libres que son causa de numerosas enfermedades, que por eso se combaten hoy con antioxidantes.

Cuando hay una excesiva formación de radicales libres, éstos atacan las membranas celulares, provocando una peroxidación lipídica, lo que a través de la acción de unas enzimas llamadas fosfolipasas llevan a una excesiva liberación de ácidos grasos. Y es ese exceso, por obra de otra enzima, la cicloxigenasa, lo que conduce a la aparición de sustancias proinflamatorias, las prostaglandinas de tipo 2 (PGE2), cuya presencia da lugar a muy diversas patologías; es decir, de unas sustancias que causas procesos inflamatorios y degenerativos.

Para evitar todo esto que acabamos de comentar, es fundamental la limpieza del organismo de toxinas, drenándolo, para así favorecer su buen funcionamiento celular y tisular. Esta limpieza de toxinas se puede hacer combinando la acción de extractos vegetales (drenaje pasivo) con la acción más sutil de los oligoelementos, catalizadores celulares que estimulan numerosas enzimas capaces de desnaturalizar las toxinas.

La desintoxicación tiene cuatro niveles:

1. Seguir una dieta hipotóxica, estimular los principales emuntorios o vías de eliminación del cuerpo (en especial, el aparato digestivo, el aparato respiratorio, el hígado, el riñón y la piel) y lograr una buena actividad enzimática.

2. Neutralizar los radicales libres con antioxidantes.

3. Restaurar el equilibrio intestinal mediante prebióticos y probióticos.

4. Desacidificar el organismo.

Y, a continuación, hay que “reestructurar el terreno” para que el metabolismo funcione correctamente, mediante la ingesta de:

a) Catalizadores y cofactores enzimáticos, oligoelementos, vitaminas (en particular las del grupo B) y ácidos grasos poliinsaturados (poseen un papel estructural y son precursosres de numerosas prostaglandinas, imprescindibles para el equilibrio biológico).

b) Minerales. Hay que remineralizar el organismo cuidando especialmente el aporte de magnesio (su carencia es muy frecuente en enfermedades crónicas) y de un complejo equilibrado de oligoelementos dinamizados, aumentando con ello la resistencia a la degeneración celular y tisular.

Evidentemente, el grado de intoxicación, las carencias, las reservas de nutrientes, la capacidad de resistencia, el estado del sistema inmunitario e incluso el estado psíquico y emocional, que son muy diferentes entre las personas, puede y debe determinar un posible tratamiento totalmente personalizado.

Vamos, lo primero que te aconseja el médico de cabecera. Y si no tienes esa suerte con tu médico, ni se te ocurra mencionarle el tema, que te caerá una bronca que ni tu poropia madre cuando llegabas a casa de madrugada sin haber avisado. Las razones que te esgrimirán serán del tipo que ellos han estudiado muchos años y son los que realmente saben (todo se arregla con fármacos y punto, que para eso lo han estudiado) y que lo que propones no está científicamente demostrado (sólo está científicamente demostrado lo que interesa a los beneficios de las multinacionales farmacéuticas, faltaría más, y nunca lo que va en su contra, y las vitaminas, los oligoelementos y las personas sanas ¡NO SON NEGOCIO, COJONES!).

Así que ya sabes, una buena limpieza de toxinas y olvídate de tu médico, el del juramento HIPOCRÁTICO???, mejor dicho HIPÓCRITA!!!, porque solo así se puede entender que los encargados de curar a las personas, sean los mayores interesados en que estemos enfermos. ¡Que les den…!

TZI

Publicado en Salud | Etiquetado , , , , , , , | 4 comentarios

PARACETAMOL

El paracetamol es uno de los medicamentos más utilizados contra el dolor en general y la fiebre. ¿Quién no ha recurrido a él en algún momento en que simplemente tenía alguna pequeña molestia, y así se olvida de tener que intentar descubrir las causas reales de esas molestias para solucionarlas directamente y evitarlas en el futuro?

Bueno, el caso es que hace no mucho se publicó un estudio en ‘Hepatology’, realizado por un equipo de gastroenterólogos, durante 7 años, con personas aquejadas de insuficiencias hepáticas que acudieron a una veintena de centros estadounidenses de trasplante. Según este estudio, en el año 2003, el paracetamol era responsable del 51% de los problemas hepáticos analizados. Esto corresponde a miles de personas que no saben que pueden tener este tipo de problemas, con unas probabilidades tan altas, cuando toman esta sustancia sin control, como es habitual.

El estudio, además, señala que el 27% de las personas que tomaron sobredosis de paracetamol fallecieron y que al 8% tuvieron que trasplantarles el hígado. Hay que tener en cuenta que el 48% de esas sobredosis fueron accidentales y no había intenciones suicidas. Esto sí que me parece verdaderamente alarmante y totalmente desconocido por los consumidores.

También desconocen muchos consumidores que el paracetamol no puede mezclarse con muchos fármacos ni con alcohol, ni por supuesto que el consumo de tan sólo 7,5 mg diarios ya es peligroso si se ingiere durante varias semanas.

En España, como somos así de listos y nos da todo igual, el paracetamol se vende sin receta y es el analgésico y antipirético más empleado. No es de extrañar, pues, que se haya convertido en la primera causa de intoxicación farmacológica en niños. En adultos, también ocupa uno de los primeros lugares en sobredosis, tras las benzodiacepinas y los antidepresivos.

Como siempre en estos casos, harán falta muchos más estudios para demostrar que el paracetamol tiene más defectos que virtudes y que no se justifica su uso como medicamento contra los síntomas; en cambio, únicamente fue necesario un estudio para su comercialización, precisamente el de una multinacional farmacéutica interesada solamente en ganar el máximo de dinero posible, y si es a costa de empeorar un poco más nuestra salud, pues negocio redondo…

TZI

Publicado en Salud | Etiquetado , , | Deja un comentario

DERRIBOS ARIAS

Ocurrió hace treinta años. ¡Cómo pasa el tiempo! En 1982, irrumpió en la escena musical española un grupo denominado Derribos Arias; no sé si alguno de los que me leéis habitualmente se acordará todavía; supongo que únicamente nos acordaremos los que tenemos cierta edad, y con mucha dificultad.

El grupo se mantuvo con bastante éxito durante dos años (1982 y 1983), gracias a varios singles y maxis, y un único álbum que llegaron a grabar. El verdadero catalizador y principal responsable de todo aquello, el alma del grupo, era Poch (I. Gasca), que, según su compañero en aquella época, Alejo Alberdi, era “extravagante, pintoresco, excesivo”, pero también “un excelente compositor, un guitarrista intuitivo y original como pocos, y un intérprete dotado de un extraño magnetismo, cualidades que no todo el mundo supo apreciar en su momento”.

Después de quince años, en 1996, el mencionado Alejo Alberdi, que manejaba en su día la caja de ritmos, un Korg monofónico y una Telecaster, decidió editar un CD recopilatorio del grupo, que contenía casi toda su discografía, 17 canciones, además de tres canciones del segundo LP de Poch en solitario, de 1988. En el interior, resumía Alejo Alberdi lo que fue Derribos Arias, de la siguiente manera:

“La mayor virtud que tuvo el grupo fue la de mezclar sin autocensuras ni prejuicios todo tipo de estilos aparentemente incompatibles: Onda Siniestra, Bubblegum, Psicodelia, Pop, Punk, Rock Alemán y Disco. Derribos Arias era como una esponja que absorbía todo para luego regurgitarlo. De ahí la incapacidad de los críticos para etiquetar nuestro trabajo y de ahí también su desconcierto a la hora de valorarlo. Aunque esta ausencia de criterio a la hora de juzgar la música del grupo fue probablemente nuestro peor defecto. La autoindulgencia y la irregularidad son pecados veniales y casi inevitables cuando uno empieza, pero se convierten en un pesado lastre cuando tienes que responder a las expectativas creadas ante un público que ha comprado su entrada o su disco. Cuando conseguimos paliar esos defectos, el interés de medios y público se había enfriado y la disolución no se hizo esperar”.

Es decir, que si quieres triunfar en este mundo, debes cumplir las expectativas de los demás y no las tuyas propias, no puedes ser un outsider que quiere hacer lo que le gusta en cada momento; te tienes que amoldar a los cánones oficialmente establecidos por el stablishment de cada época, a sus reglas, a sus etiquetas, sin salirte ni un ápice del camino… su camino.

Si tienes ganas, puedes escuchar, por ejemplo en YouTube, con la mente despejada y bien abierta, las siguientes canciones de Derribos Arias:

1. “Branquias bajo el agua”. Tiene un comienzo fantástico, que podría firmar cualquier grupo pop moderno, y un predominio del bajo y la batería que le dan una fuerza impresionante, y que ha resistido perfectamente el paso de nada menos que 30 años.

2. “A-Flúor (Versión Maxi). Es decir, versión extendida, con un comienzo también muy curioso, de menos a más, con una guitarra española y después una potente base rítmica y una desgarradora guitarra eléctrica que le da un cierto toque gótico, que haría seguramente furor entre las hijas de Zapatero. Una canción muy higiénica, que sería muy recomendable para poner en todos los comedores de los colegios de nuestro país (o incluso dentro de la asignatura esa de la Ciudadanía).

3. “Tupés en crecimiento”. Estribillo melódicamente muy bonito, sonido limpio y muy buena producción.

4. “Lo que hay”. Crítica a la música disco de la época, con base rítmica potente y monótona e inclusión de sonidos raros para ridiculizarla.

5. “Aprenda alemán en 7 días”. Divertida. Sonido diferente, con aceleración del ritmo a los 3 minutos para finalizar poco después.

6. “Disco pocho”. De nuevo una crítica a la música disco de la época, a modo de segunda parte de “Lo que hay”, pero con más marcha.

Muy interesantes y recomendable su audición las de Poch en solitario, de 1988, “Viaje por países pequeños” y “Un poco shiego”.

Quizás me haya vuelto un poco loco, alguien lo estará pensando ahora mismo, pero quería aprovechar para dedicar esto a todos aquellos que lo intentaron, que se quedaron olvidados por el camino, pero que nos aportaron un pequeño legado de creatividad y originalidad que deberíamos tener siempre presente dentro del acervo cultural del ser humano, que es lo que más nos diferencia de los demás animales y, por tanto, lo que más deberíamos valorar.

TZI

Publicado en Música | Etiquetado , , , | Deja un comentario