EL MITO DE ATRAHASIS

El mito de Atrahasis o ‘El Muy Sabio’ está datado en el siglo XVII a.C., pero ya sabemos cómo funciona el tema de las dataciones; se intentan siempre ajustar a los tiempos de la historia oficial, y cuando nos retrotraemos tanto en el tiempo, seguramente no coincidan ni de lejos con la realidad, es decir, el mito será bastante más antiguo de lo que nos quieran hacer creer para que coincida con sus parámetros preestablecidos y no tener que corregir todo el conocimiento histórico acumulado hasta ahora.

El mito se sitúa precisamente en el principio de los tiempos, cuando sólo existían los dioses. Éstos se dividían en dos grupos, los superiores o Igigi, y los inferiores o Annunaki, que les servían. En todas las civilizaciones ha habido estas divisiones y en todas ha habido rebeliones del segundo grupo contra el primero. En este caso, los Annunaki, conscientes de su naturaleza también divina, se rebelaron ante el abuso de los Igigi, creando una gran confusión entre los mismos.

Los Igigi vieron amenzada su existencia si no recibían el sustento por parte de los Annunaki. Convocaron una asamblea y al dios Enki (o Ea) se le ocurrió que podían buscar un sustituto de los Annunaki para que realizara el mismo trabajo de servir a los dioses. Y decidieron inventar una nueva criatura: el ser humano. Éste fue creado de barro.

Pero, como la arcilla es inanimada, había que dotarla de vida y, para ello, era necesario un sacrificio divino. El escogido fue el líder de la revuelta Annunaki, llamado We. De la mezcla de su sangre con el barro surgió el hombre, dotado de una pequeña porción de divinidad (ilu) y espíritu (temu) procedentes de We. Así, uniendo las palabras wer e ilu surge [a]weilu o awilu[m], que significa ‘hombre’ en acadio. Por otro lado, uniendo we y temu surge wetem[m]u, de donde deriva etemmu, que designaba lo que queda después de la muerte, o sea, el espíritu o fantasma.

Por tanto, todo ser humano o awilum estaba dotado en vida del cuerpo o pagru (formado de carne, shiru, y huesos, esemtu) y de espíritu o etemmu (una existencia latente y virtual). Cuando el awilum muere, queda el resto físico formado por el cadáver (el shalamtu, que acaba convertido en polvo, y los huesos o único contacto físico con los muertos), y también queda el aspecto espiritual formado por el etemmu, que se podía “ver” como una sombra (sillu) o “percibir” como un soplo (zaqiqu). Este resto de la personalidad del difunto podía actuar en el mundo de los vivos para advertirlos o castigarlos.

En definitiva, si hacemos caso al mito, somos una creación divina con el único fin de ser sus esclavos. ¿Y qué diferencia hay con la realidad? ¿No somos esclavos… del trabajo, del miedo, del desconocimiento del por qué de las cosas…? ¿Y no tenemos esa parte incomprensible para nosotros que llamamos alma, que nos conecta con lo divino?

Por otra parte, ¿en qué consiste el sustento que deberíamos suministrar a los dioses para no ser destruidos como lo fueron los Annunaki? ¿De qué pueden alimentarse esos dioses superiores? Muchas civilizaciones creyeron que necesitaban nuestras almas y realizaban sacrificios humanos para satisfacerles. Parece como si las elites que nos gobiernan también lo supieran y realizaran continuamente sacrificios humanos en forma de guerras, epidemias, catástrofes de todo tipo para tener a los dioses contentos y que no nos vuelvan a destruir (como en el Diluvio Universal).

Pero, yo voy más allá y reflexiono: nuestras almas tienen impresas las huellas de nuestras vivencias físicas y emocionales desde que nacemos hasta que morimos. La mayoría de la gente tiene una vida muy simple y no aporta nada a su alma, no le imprime nada de valor; sus almas apenas pesan. ¿Podrá servirles de algo a los dioses superiores el envío de almas vacías de contenido? Por lógica, necesitarán cada vez más para saciarse. Por tanto, la población debe crecer mucho para que la cosecha sea amplia; pero también debe haber alta mortandad para satisfacer a nuestros amos. ¡Qué dilema!

Esta es la corriente oficial imperante en la actualidad. Pero, hay otra corriente, que piensa que sería mucho mejor que hubiese menos almas (menos personas y menor mortandad), pero más cultivadas. Estos son los masones renacentistas ilustrados, cuyo fin es alcanzar la sabiduría máxima posible para casa persona.

Estas dos corrientes han estado en permanente lucha por el poder, y lo han ejercido alternativamente en diferentes periodos de la historia de la humanidad. Actualmente, tienen más poder los primeros y veremos hasta dónde son capaces de llegar. Yo, personalmente, comparto las tesis de los segundos.

Aviso: sólo he escrito estas cosas para haceros pensar un poco. Pero, este tipo de hipótesis y teorías que parecen tan descabelladas, son a veces las que mejor explican la realidad que vivimos.

TZI

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mitología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a EL MITO DE ATRAHASIS

  1. varín dijo:

    Hola,
    Muy bueno para reflexionar; no sé si conoces el material Ra, pero lo cierto es que ahí mencionan también la cosecha, como principal argumento para decidirse por una postura u otra; ( supuestamente la cosecha estaría cerca…. )

    Muy Bueno;

    Abrazos

    • hasenroniz dijo:

      Sí, recuerdo vagamente haber leído algo sobre la cosecha, pero como no sabía exactamente qué, ni dónde, no he querido profundizar sobre el tema. También aparecen cosas parecidas en la Biblia y otros libros sagrados, y muchos mitos de otros pueblos; yo creo que todos en definitiva beben de la misma fuente, que se remonta al comienzo de los tiempos de la Humanidad y, por tanto, tengan bastante de reflejo de la realidad que pudo existir, por muy increíble que nos pueda parecer.

      Gracias varín, me alegro que te guste, habrá más sobre mitos, tema fundamental en este blog.

      Un abrazo.

  2. lainon dijo:

    Buenas:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Igigi

    Siento la corrección, pero según la Wikipedia (o como se le quiera llamar, que no sé cuantos nombres le he visto ya, y que no pienso reproducir…) los igigi eran los dioses inferiores y servían a los annunaki. Me gustaría que pudieras aclarar este sinsentido y cuales son tus fuentes, para poder comparar y ver quien lleva razón. Aunque no soy seguidor de las fuentes oficiales, evidentemente hay que contrastar para poder formarme una opinión sobre ello. De todas formas sí veo que hay una incorrección manifiesta en el texto: dices que Enki era un igigi cuando era un annunaki. De hecho, era hijo de Anu, el más importante dios annunaki. Si pudieras aclarar estos puntos te lo agradecería.

    Saludos.

    • hasenroniz dijo:

      La verdad es que, según versiones, el tema es muy contradictorio; tienes razón con Wikipedia y también Zecharia Sitchin parece mantener la misma versión; pero, existen otros mitos (o tablillas sumerias) que dicen que había 10 dioses superiores llamados Igigi… y, por tanto, el tema no está del todo claro. De todas formas, mi fuente es la revista Historia National Geographic (que es del NWO), quizás como nueva revisión de las traducciones de las tablillas (que no creo que sea muy fácil esa traducción), o para embrollar más las cosas.

      De todas formas, muy bueno tu apunte lainon, así la gente tiene más elementos de juicio. Gracias. Un saludo.

      • lainon dijo:

        Pues no te extrañe… Me resultaba raro porque todas las referencias que tenía eran al revés, con lo que quería asegurarme. Ahora que me dices que de National Geographic… No me digas más, fiabilidad 100%… XDDDDD

        Las tablillas llevan traducidas años y no creo que haga falta hacerles muchas revisiones. Vamos, creo que Sitchin se lo curró bastante. Veo extraño que unas tablillas digan unas cosas y otras lo contradigan. De todas formas es cuestión de seguir mirando, que la verdad no está en un solo sitio…

        Saludos.

      • hasenroniz dijo:

        Así es. Lo tendré en cuenta para próximas ocasiones. Mira que me gusta comprobar y contrastar siempre lo que escribo… ¡Cachis!

        Un saludo.

      • varín dijo:

        Hola,

        No conozco las tablillas, y no tengo claro a quién representan ni qué dicen; no he indagado sobre el asunto propiamente, y sólo lo he visto-oido referenciado.
        En cualquier caso, amigo lainon, si comparas u observas este recorte “unas tablillas digan unas cosas y otras lo contradigan” con este otro que se me ocurre a bote-pronto: ” misma fecha del calendario: 10 periódicos-revistas [ por ejemplo ]; no dicen lo mismo; las opiniones o perspectivas las podríamos agrupar en 4 tendencias claras [ por ejemplo ]”

        Bueno; imagino que vemos dónde quiero ir a parar.
        ( Aparte de que la frase me parecía poco acertada y quería compararla con lo que alguien de fuera o del futuro se encontraría si viera nuestros registros, estoy con vosotros en que muy probablemente, por la fuente, sea un intento de relajar la mirada hacia los annunaki por si las moscas, ¿ puede ser ? )

        Por otro lado y siendo bueno que investigamos y lleguemos si es posible a una mirada similar ya que los datos y los objetos en teoría son objetivos, el artículo ganando con las correcciones, ideas y opiniones que añadamos es buen punto de partida para seguir aprendiendo y reflexionando.
        A mí me parece interesante el hecho de que no se cuente nada nuevo y eso que hablamos de hace unos cuantos miles de años, otras localizaciones… en fin ¿ bucle temporal ?, vamos como un telediario escojas la fecha que escojas.

        Abrazos y de paso Gracias por tus Aportes que suelo ver aquí y allá, aparte de la Revolución Interior.

      • lainon dijo:

        Buenas:

        No creo que la frase sea incorrecta, por la razón de que en el pasado, las fuentes de información eran prácticamente únicas, y ahora tenemos una multiplicidad que roza el absurdo. Si me dijeras: han encontrado unas tabillas que dicen que los anunnaki eran los amos y en otras dicen que eran los seguidores de perico de los palotes, podríamos discutir quien lleva razón. La cuestión aquí es que en las dos se mencionan a los anunnakis y se les pone en diferentes posiciones. Aquí podemos discutir quien lleva razón, pero no la pueden llevar las dos. No conozco esas nuevas tablillas, pero que de repente, recién muerto Sitchin de repente descubran tablillas que tiran por tierra su trabajo… ¿No te parece extraño? Todo es discutible, por supuesto, pero es raro que de repente se muera este hombre (ni hace un año) y curiosamente deja de tener razón… Cuando no puede defenderse. A mi me resulta raro, la verdad.

        Al parecer han descubierto 17 pirámides subterráneas en Egipto, y ahora nos podemos preguntar: primero si es cierto, y de serlo, esas pirámides tendrían que tener registros de algún tipo. Recordemos que Egipto no ha sido un desierto siempre, así que si existen, deben haber estado al descubierto en algún momento y deberíamos saber de ellas de alguna forma. Lo que quiero destacar es que cada cosa que se publica tiene que ser mirada con lupa, para evitar malentendidos y para evitar también que nos la metan doblada. Y la verdad, prefiero confiar en lo ya contrastado con los años que en los nuevos descubrimientos. Sobre todo si vienen de National Geographic o de la NASA, la verdad.

        Abrazos a ti también y al resto de contertulios. Saludos.

      • hasenroniz dijo:

        Tenemos que ser muy críticos con la información que nos llega de todas las fuentes posibles. De entrada, no descartar nada, pero analizarlo desde una perspectiva lo más independiente posible. Hay mucha gente que tiene tal ansia por creer, que se traga todo sin cuestionarse nada; los hay oficialistas, los hay conspiranoicos… Allá ellos. Nosotros debemos ser más estrictos, estudiar múltiples posibilidades y no caer en la tentación de elegir forzosamente una de ellas; al basarse, en general, en hipótesis que hay que demostrar, ninguna debería ser tratada como verdad absoluta, aunque sea la que más nos guste; incluso podría no ser ninguna la verdadera, sino alguna otra por descubrir. Tengamos en cuenta que nunca llegaremos a saberlo todo, pero esa es la grandeza de nuestra existencia; como espíritus inquisidores y curiosos que somos, necesitamos no saberlo todo.

  3. hasenroniz dijo:

    En el libro “Mitos mesopotámicos” de Pedro Pablo G. May nos cuenta que una de las principales dificultades a la hora de afrontar el estudio de la mitología de Mesopotamia es el hecho de que no existe una jerarquía clara para sus divinidades como en las religiones posteriores. Comienza enumerando una serie de dioses que pueden considerarse superiores (la tríada Anu, su hijo Enlil y Enki o Ea, y otros como Ishtar, Marduk, etc.) y continúa con una serie de seres superiores al hombre, pero de menor importancia respecto a los mencionados, que pueden asimilarse a nuestros ángeles y demonios. Entre los ángeles destacan los Igigi y los Annunaki. Los Igigi eran servidores divinos a las órdenes de Enlil y actuaban en beneficio de los hombres junto con otros espíritus como los lamassi y los sidi, y los Annunaki, inicialmente los primitivos dioses sumerios de la fertilidad y los infiernos, pasaron a encargarse, con el tiempo, del oficio de los jueces de los muertos.

    Pedro Pablo G. May ha escrito bastantes libros, tiene un blog bastante interesante y trabaja para la agencia EFE (NWO).

    • lainon dijo:

      Sí, pero no olvides una cuestión: como en todas las mitologías, entre los mismos dioses estaban los que mandaban y los mandados. El hecho de que puedan ponerse a los anunnakis como inferiores no significa que lo fueran todos. Es más, posiblemente los igigi fueran anunnakis de otro tipo que servían a los superiores, que creo que no superaban los 17 en total. Esas jerarquías son habituales en todas las mitologías. Pero tanto Anu como sus hijos eran anunnakis, sólo que de rango superior. Es decir, tu aclaración es correcta, pero debemos tener en cuenta todas las perspectivas.

      Curiosamente, los dioses de la fertilidad también solían ser los de la guerra y la muerte. Creo que hay una conexión muy obvia entre el nacimiento y la muerte, ya que hasta cierto punto están conectados, sobre todo si sigues la idea de la reencarnación.

      Saludos.

      • hasenroniz dijo:

        Efectivamente, en todas las mitologías existían dioses de diferentes categorías; lo verdaderamente curioso para mí es cómo se parecen los mitos sucesivos con sus predecesores. Hablan muchas veces de dioses muy parecidos, con idénticas características, aunque con nombres diferentes. Y lo más increíble es que se parecieran en culturas muy alejadas entre sí (Eurasia con América, por ejemplo) cuando todavía no tenían relación, supuestamente, los continentes separados por los océanos Atlántico y Pacífico. Dije en su día que uno de los propósitos de este blog era indagar sobre temas mitológicos y relacionarlos entre sí, y es lo que quiero hacer, pero desgraciadamente me falta tiempo y lo haré más lentamente de lo que me gustaría. Vuestras contribuciones con vuestros comentarios me pueden ayudar mucho. Gracias lainon y un saludo.

      • lainon dijo:

        A ver, curioso en realidad no es… Son los mismos dioses con distintos nombres. Es una estrategia lógica: si has estado tocando la moral a una sociedad entera, no quieres que las siguientes generaciones te asocien con ello. La élite moderna también lo hace así, a su manera. Saludos.

      • hasenroniz dijo:

        Digo que es curioso porque precisamente lleva a conclusiones totalmente encontradas con la historia oficial, que nos debería llevar a replantearnos totalmente la misma, y a preguntarnos quiénes era esos dioses, si realmente existieron y si tuvieron algo que ver con la creación del ser humano actual. Muchos tenemos nuestras propias teorías, pero no dejan de ser eso, teorías, quizás indemostrables que nunca hay que tomar, como ya he dicho, como verdades absolutas. Saludos.

  4. Pingback: seres con estelas baños luz « conocimiento y libre albedrío

  5. varín dijo:

    Totalmente de acuerdo lainon en lo que comentas de la proximidad de la muerte de quien se ha pasado buena parte de la vida estudiando el tema, y las “buenas nuevas”; no sería el primer caso; y aunque si hay algo nuevo de verdad es bueno saber incorporarlo y tachar lo que se viera como erróneo, hay que ver que no se trate de aprovechar que ya no hay aposición. ( muy difícil me temo, ya que hay quien defiende la posibilidad de que los supuestos cabecillas por encima de los cabecillas se dedican a ir hacia atrás en el tiempo para dejar pistas falsas o reacomodar lo que puedan en favor de las tesis que quieran imponer; yo no puedo descartar esa posibilidad, y sea así o no, es una guerra muy muy sucia contra nuestra libertad e independencia )

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s